AMITRIPTILINA MK

3615 | Laboratorio MK

Descripción

Principio Activo: Amitriptilina,
Acción Terapéutica: Antidepresivos

Composición

Cada tableta recubierta de AMITRIPTILINA MK® contiene 25 mg de clorhidrato de amitriptilina, excipientes c.s.

Presentación

AMITRIPTILINA MK®, caja por 30 tabletas recubiertas de 25 mg (Reg. San. No. INVIMA 2008 M-011994-R1).

Indicaciones

Antidepresivo.

Dosificación

La dosis inicial habitual de AMITRIPTILINA MK® es de 75 mg/día en dosis divididas. De ser necesario, la dosis total puede ser mayor a 150 mg/día. Los ajustes de dosis deben realizarse en la tarde o al acostarse. Un método alternativo de iniciar el tratamiento es utilizar de 50 a 100 miligramos al acostarse, aumentando la dosis en 25 a 50 miligramos, hasta lograr una dosis total de 150 mg/día, en caso de ser necesario. Durante el tratamiento se debe monitorear la presión arterial y el pulso, evaluar el estado mental, supervisar el peso y realizar un electrocardiograma en adultos mayores y pacientes con enfermedades cardíacas. Los niveles tóxicos empiezan con concentraciones mayores a 0,5 ng/mL; los niveles plasmáticos no siempre se correlacionan con la efectividad clínica.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al medicamento, embarazo, niños, infarto cardíaco reciente. Adminístrese con precaución en enfermedad cardiovascular, hipertiroidismo, insuficiencia hepática, antecedentes de epilepsia, glaucoma, retención urinaria, hipertrofia prostática o estreñimiento y con antecedentes de ingestión y/o concomitantemente con inhibidores de la monoamino oxidasa. Contiene tartrazina, que puede producir reacciones alérgicas, tipo angioedema, asma, urticaria y shock anafiláctico.

Reacciones Adversas

Los efectos anticolinérgicos pueden llegar a ser severos. Puede producir sedación moderada a severa (aunque con el tiempo se presenta tolerancia a estos efectos). Con el uso de la amitriptilina han sido reportados hipotensión ortostática, taquicardia, cambios inespecíficos en el electrocardiograma, cambios en la conducción auriculoventricular, y raramente cardiomiopatía, infarto agudo del miocardio, accidente cerebrovascular, bloqueo, arritmias, síncope, hipertensión, palpitaciones, ansiedad, mareo, insomnio, fatiga, ansiedad, disminución cognitiva, convulsiones, síntomas extrapiramidales, coma, alucinaciones, confusión, desorientación, falla en la coordinación, ataxia, cefalea, pesadillas, hiperpirexia, alopecia, fotosensibilidad, rash alérgico, urticaria, síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética, anorexia, aumento de peso, diarrea, disgeusia, estomatitis, estreñimiento, íleo paralítico, lengua "negra", náusea, vómito, xerostomía, retención urinaria, depresión de la médula ósea, eosinofilia, púrpura, aumento de la presión intraocular, midriasis, visión borrosa, tinnitus, adormecimiento, debilidad, neuropatía periférica, parestesias, temblor, diaforesis, reacciones de retirada (cefalea, malestar, náusea). De manera poco frecuente, se han reportado casos de síndrome neuroléptico maligno y síndrome serotoninérgico.

Precauciones

El grado de sedación de la amitriptilina es muy alto en relación con otros antidepresivos, por tanto no se deben realizar actividades que requieran estados de alerta y atención, como manejar vehículos y operar maquinarias. Los efectos sedantes pueden sumarse al de otros depresores del sistema nervioso central. Puede causar hiponatremia y síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética. Puede alterar el control de glucemia, usar con precaución en diabéticos. Usar con precaución en pacientes con hipertiroidismo (o tomando hormona tiroidea), daño hepático o renal y en adultos mayores. En lo posible, este fármaco debe suspenderse antes de una cirugía electiva. La terapia no debe suspenderse abruptamente en pacientes recibiendo dosis altas por períodos prolongados. Puede causar hipotensión ortostática de manera más frecuente en relación con otros antidepresores; por tanto se debe usar con precaución en pacientes a riesgo de presentar hipotensión, o en pacientes en los cuales los períodos transitorios de hipotensión no son bien tolerados (enfermedad cardiovascular o cerebrovascular). El grado de bloqueo anticolinérgico producido por la amitriptilina es muy alto en relación con otros antidepresivos cíclicos; usar con precaución en retención urinaria, hiperplasia prostática benigna, glaucoma de ángulo estrecho, xerostomía, problemas visuales, estreñimiento o historia de obstrucción intestinal. La posibilidad de intento suicida es inherente a la depresión mayor y puede persistir hasta que haya remisión. Usar con cuidado en pacientes en alto riesgo durante el inicio de la terapia. La dosificación se debe hacer por la menor dosis posible. Puede empeorar la psicosis en algunos pacientes o precipitar un cambio a un estado maniaco o de hipomanía en pacientes con enfermedad bipolar. Es necesario tener precaución en pacientes con enfermedad cardiovascular (incluye historia previa de infarto del miocardio, accidente cerebrovascular, arritmias o trastornos de conducción). El riesgo de presentar problemas de la conducción, es mayor que con otros antidepresivos. Puede disminuir el umbral para convulsiones (usar con precaución en pacientes con problemas convulsivos y con predisposición a convulsiones, como en daño cerebral, alcoholismo y uso simultáneo de otros fármacos que disminuyen el umbral), puede aumentar los riesgos asociados con la terapia electroconvulsiva. Durante la terapia con amitriptilina, se debe evitar el consumo de alcohol. No se recomienda su uso en menores de 12 años.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play