BETALOC ZOK

4153 | Laboratorio ASTRAZENECA

Descripción

Principio Activo: Metoprolol,
Acción Terapéutica: Antianginosos

Composición

Cada comprimido de Betaloc ZOK® contiene 23.75 mg, 47.5 mg o 95 mg de metoprolol succinato, que corresponden a 25 mg, 50 mg y 100 mg de metoprolol tartrato. Lista de excipientes: Etilcelulosa, hidroxipropilcelulosa, hipromelosa, celulosa microcristalina, parafina, macrogol, dióxido de silicio, estearilfumarato sódico, dióxido de titanio (E 171).

Presentación

BETALOC ZOK® 25 mg, Caja blíster x 20 y 30 tabletas de liberación prolongada. Reg. San. INVIMA 2013M-0002062-R1. BETALOC ZOK® 50 mg, Caja blíster x 20 y 30 tabletas de liberación prolongada. Reg. San. INVIMA 2006M-006135 R1. BETALOC ZOK® 100 mg, Caja blíster x 20 y 30 tabletas de liberación prolongada. Reg. San. INVIMA 2009M-010775-R2.

Indicaciones

Hipertensión arterial, angina de pecho, arritmias cardiacas incluyendo taquicardia supra ventricular. Tratamiento del infarto agudo del miocardio y terapia post-infarto. profilaxis de la migraña y falla cardiaca.

Dosificación

Betaloc ZOK® debe tomarse una vez al día, de preferencia por la mañana. Los comprimidos Betaloc ZOK® enteros así como las mitades deben deglutirse con un líquido, sin masticarse ni triturarse. La ingestión concomitante de alimentos no altera la biodisponibilidad. La dosis debe ajustarse para evitar la bradicardia. Hipertensión: La dosis recomendada de Betaloc ZOK® en pacientes con hipertensión leve a moderada es de 50 mg una vez al día. En los pacientes que no responden a 50 mg, la dosis puede aumentarse a 100-200 mg una vez al día y/o combinarse con otros antihipertensivos. Angina de pecho: La dosis recomendada de Betaloc ZOK® es de 100-200 mg una vez al día. Si es necesario, Betaloc ZOK® puede combinarse con otros antianginosos. Insuficiencia cardiaca crónica, sintomática y estable con disfunción ventricular izquierda sistólica, en complemento de un tratamiento existente contra la insuficiencia cardiaca. Dosis en pacientes con insuficiencia cardiaca estable, clase funcional II: Se recomienda una dosis inicial de 25 mg una vez al día durante las primeras dos semanas. Al cabo de 2 semanas, la dosis puede aumentarse a 50 mg una vez al día y posteriormente duplicarse cada dos semanas. El objetivo para el tratamiento a largo plazo es una dosis de 200 mg una vez al día. Dosis en pacientes con insuficiencia cardiaca estable, clases funcionales III-IV: Se recomienda una dosis inicial de 12.5 mg una vez al día (medio comprimido de 25 mg). La dosis debe ajustarse individualmente y el paciente debe ser objeto de una vigilancia estrecha durante el periodo de aumento de la dosis ya que en algunos pacientes pueden agravarse los síntomas de la insuficiencia cardiaca. Después de 1 a 2 semanas, la dosis puede aumentarse a 25 mg una vez al día y luego a 50 mg una vez al día después de otras dos semanas. Si el paciente lo tolera, la dosis puede duplicarse cada dos semanas hasta alcanzar un máximo de 200 mg al día. En caso de hipotensión y/o bradicardia puede ser necesario reducir la dosis del medicamento concomitante o de Betaloc ZOK®. Una hipotensión inicial no significa forzosamente que el paciente no tolera la dosis del tratamiento crónico con Betaloc ZOK®; sin embargo, la dosis no debe aumentarse hasta que el estado del paciente se haya estabilizado y puede ser necesario un control más estricto de la función renal, entre otros. Arritmias cardiacas: La dosis recomendada de Betaloc ZOK® es de 100-200 mg una vez al día. Tratamiento profiláctico después de un infarto de miocardio: Se ha demostrado que el tratamiento a largo plazo por vía oral con dosis de metoprolol de 200 mg una vez al día reduce el riesgo de muerte (lo cual incluye la muerte súbita), así como el riesgo de reinfarto (también en pacientes diabéticos). Profilaxis de la migraña: La dosis recomendada es de 100-200 mg una vez al día. Si existen signos de insuficiencia hepática grave (por ejemplo en pacientes sometidos a anastomosis portocava), debe considerarse una reducción de la dosis.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida al metoprolol y sus derivados. Bloqueo auriculo-ventricular de segundo y tercer grado, falla cardíaca no compensada, bradicardia sinusal clínicamente relevante, síndrome de seno enfermo, shock cardiogénico, desorden circulatorio arterial periférico severo. Asma bronquial, broncoespasmo, hipoglicemia, acidosis metabólica, embarazo y lactancia. La interrupción abrupta del medicamento debe evitarse.

Reacciones Adversas

Trastornos cardiovasculares: Frecuentes: bradicardia, trastornos posturales (muy raramente acompañados de síncope), extremidades frías, palpitaciones. Poco frecuentes: deterioro transitorio de los síntomas de insuficiencia cardiaca, choque cardiogénico en pacientes con infarto de miocardio agudo, bloqueo auriculoventricular de primer grado, edema, dolor precordial. Raros: trastornos de la conducción cardiaca, arritmias. Muy raros: gangrena en pacientes con trastornos preexistentes graves de la circulación periférica. Trastornos del sistema nervioso central: Muy frecuentes: cansancio. Frecuentes: mareos, cefalea. Poco frecuentes: parestesia, calambres musculares. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: náuseas, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento. Poco frecuentes: vómito. Raros: boca seca. Trastornos hematológicos: Muy raros: trombocitopenia. Trastornos hepáticos: Raros: valores anormales de los parámetros de la función hepática. Muy raros: hepatitis. Trastornos musculoesqueléticos: Muy raros: artralgia. Trastornos del metabolismo: Poco frecuentes: aumento de peso. Trastornos psiquiátricos: Poco frecuentes: depresión, trastornos de la concentración, somnolencia o insomnio, pesadillas. Raros: nerviosismo, ansiedad, impotencia/disfunción sexual. Muy raros: amnesia/trastornos de la memoria, confusión, alucinaciones. Trastornos respiratorios: Frecuentes: disnea con el ejercicio. Poco frecuentes: broncospasmo. Raros: rinitis. Trastornos de los órganos de los sentidos: Raros: trastornos visuales, ojos secos y/o irritados, conjuntivitis. Muy raros: acúfenos, disgeusia. Trastornos de la piel: Poco frecuentes: exantema (en forma de urticaria psoriasiforme y lesiones cutáneas distróficas), aumento de la sudación. Raros: alopecia. Muy raros: reacciones de fotosensibilidad, agravación de la psoriasis.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play