AMIODARONA MK

4392 | Laboratorio MK

Descripción

Principio Activo: Amiodarona,
Acción Terapéutica: Antianginosos

Composición

Cada tableta de AMIODARONA MK® 200 mg contiene 200 mg de amiodarona clorhidrato, excipientes c.s.

Presentación

AMIODARONA MK®, caja por 10 tabletas de 200 mg (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-013975-R2).

Indicaciones

La AMIODARONA MK® está indicada para el tratamiento de las taquiarritmias supraven-triculares, nodales y ventriculares y para el síndrome de Wolf-Parkinson-White.

Dosificación

Debido a que la farmacocinética de la amiodarona es tan particular, solo debe ser manejada por médicos con experiencia en el tratamiento de arritmias y en el uso de la amiodarona. Inicial: 1 tableta 3 veces al día, vía oral, durante 1 a 2 semanas. Mantenimiento: 1 tableta al día durante 5 días seguidos, descansando durante los 2 días siguientes. Ajustar dosis en cada caso.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al yodo, bradicardia sinusal, bloqueo sinoauricular idiopático o secundario, bloqueo auriculoventricular (AV), trastornos tiroideos y embarazo. Durante el tratamiento se debe evitar la exposición a los rayos solares. No debe utilizarse simultáneamente con fluoroquinolonas y macrólidos debido al efecto aditivo sobre el intervalo QT.

Reacciones Adversas

Los siguientes eventos adversos han sido asociados con el uso de la amiodarona: Hipotensión, marcha anormal/ataxia, mareo, fatiga, cefalea, malestar, trastornos de la memoria, movimientos involuntarios, insomnio, neuropatía periférica, trastornos del sueño, tremor, fotosensibilidad, hipotiroidismo, anorexia, estreñimiento, elevación de las transaminasas AST/ALT. Con una incidencia de 1 a 10%, los pacientes han reportado insuficiencia cardíaca congestiva, bradicardia, bloqueo AV, anormalidades de conducción, disfunción del nodo AV, arritmias, rubor, edema, coloración de la piel azul pizarra, hepatitis, cirrosis hepática, toxicidad pulmonar, con neumonitis, fibrosis pulmonar, inflamación pulmonar; neumonitis intersticial o alveolar. En la infusión intravenosa se han descrito asistolia, paro cardíaco, disociación electromecánica, taquicardia ventricular y shock cardiogénico. En menos del 1% de los pacientes se ha reportado shock anafiláctico, anemia hemolítica, angioedema, edema pulmonar, encefalopatía, epididimitis, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, fibrilación ventricular, hiperglicemia, hipertrigliceridemia, impotencia, miopatía, neutropenia, pancreatitis, paro sinusal, parkinsonismo, secreción inapropiada de ADH, pseudotumor cerebral y vasculitis.

Precauciones

Durante el tratamiento se debe estar atento a la aparición de signos de toxicidad pulmonar, hepática o exacerbación de las arritmias. Se debe utilizar con precaución en pacientes con enfermedad tiroidea o hepática. La amiodarona es un inhibidor potente de las enzimas del citocromo P450 y puede aumentar las concentraciones (y la toxicidad) de muchos medicamentos. Hay que tener precauciones especiales con fármacos que aumenten el intervalo QT, pues tienen efecto aditivo a la amiodarona. La preexistencia de enfermedad pulmonar no aumenta el riesgo de toxicidad pulmonar, pero si esta aparece, el pronóstico es peor. Puede producir neuropatía óptica y/o neuritis óptica. La mayoría de los pacientes presentan microdepósitos corneales que pueden producir trastornos visuales en algunos (visión borrosa, halos), pero en general no ameritan la suspensión del tratamiento. En pacientes quirúrgicos puede aumentar el efecto hemodinámico de los anestésicos. Es recomendable en todos los pacientes que van a iniciarse en el tratamiento con amiodarona practicarles un ECG, una TSH y una medición del potasio sérico.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play