RUNABICON (DAUNORUBICINA) PISA

3460 | Laboratorio PISA

Descripción

Principio Activo: Daunorrubicina,
Acción Terapéutica: Antibióticos oncológicos

Composición

Cada frasco ámpula con liofilizado contiene: Clorhidrato de Daunorubicina equivalente a 20 mg de Daunorubicina. Excipiente, cbp.

Presentación

Caja con un frasco ámpula con 20 mg. Reg. San. INVIMA 2009M-0009166.

Indicaciones

Daunorubicina está indicada en combinación de otros agentes antineoplásicos en el tratamiento de la leucemia linfocítica y no linfocítica aguda, en la leucemia mielocítica aguda y en el linfoma no Hodgkin. Daunorubicina se usa también en el tratamiento del neuroblastoma, en el tumor de Wilms y en el sarcoma de Ewing.

Dosificación

Para la reconstitución, agregue 5 ml de agua inyectable, agite suavemente para disolver y obtener una concentración de Daunorubicina de 4 mg/ml. Daunorubicina se administra por vía intravenosa en un período de 2 a 3 minutos. Dosis recomendadas para adultos: De 30 a 45 mg por m2 de superficie corporal, por vía intravenosa diariamente por 2 a 3 días. El curso de tratamiento puede repetirse después de 3 a 6 semanas. Dosis recomendadas para niños: Veinticinco mg por m2 de superficie corporal una vez por semana por vía intravenosa. La dosis acumulativa total no debe de sobrepasar de 550 mg por m2 de superficie corporal. Se recomienda reducir las dosis en pacientes en los que se utilizan otros agentes antineoplásicos, con hepatopatías, en edad avanzada o en aquellos que han recibido quimio o radioterapia previa. Las siguientes precauciones son recomendables para la preparación de las soluciones: Uso de guantes y mascarillas desechables. Utilizar una cabina de contención biológica durante la reconstitución y dilución de los medicamentos antineoplásicos. Uso de un área adecuada, utilizar una técnica correcta con personal capacitado en el manejo y preparación de quimioterapia antineoplásica durante la transferencia del contenido de los frascos para evitar la contaminación del medicamento. La disposición correcta y cautelosa de jeringas, agujas, frascos, frascos ámpula y del medicamento no utilizado en contenedores para residuos peligrosos.

Contraindicaciones

La Daunorubicina se contraindica en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a los derivados de la antraciclina y durante el embarazo y lactancia.

Reacciones Adversas

Las reacciones adversas son similares a las presentadas con otras antraciclinas y pueden ocasionar cardiotoxicidad que se manifiesta por una fase aguda pero no grave que incluye cambios electrocardiográficos con alteraciones del segmento ST y en la onda T y otra forma crónica, acumulativa y más grave que se manifiesta por insuficiencia cardiaca congestiva y que limita el tratamiento. La cardiotoxicidad se presenta con mayor frecuencia cuando se usan dosis acumulativas en adultos que exceden de 550 mg por m2 de superficie corporal. Se pueden presentar estomatitis y esofagitis 5 a 10 días posteriores al inicio del tratamiento y causar ulceraciones las cuales se pueden infectar. La Daunorubicina puede causar mielosupresión que se caracteriza principalmente por leucopenia y trombocitopenia. La recuperación de la médula ósea generalmente ocurre en 21 días después de la última dosis. Si ocurre extravasación, se puede presentar celulitis, vesicación y necrosis. Generalmente se presenta dolor en el sitio de la aplicación. También se ha reportado que se puede presentar dolor epigástrico como consecuencia de ulceración gastrointestinal. La nefropatía por ácido úrico y la hiperuricemia ocurren con mayor frecuencia durante la fase inicial del tratamiento. En raras ocasiones se puede presentar erupción cutánea, prurito, fiebre, escalofríos y anafilaxia. De forma transitoria, pero frecuente, se pueden presentar náuseas, vómitos y diarrea, alopecia que puede ser completa e irreversible y coloración rojiza de la orina que puede persistir por 1 a 2 días.

Precauciones

Los pacientes que reciben Daunorubicina deberán estar bajo supervisión médica especializada y cuando menos durante la fase inicial del tratamiento deberán ser hospitalizados. La dosis debe ser ajustada individualmente de acuerdo a la respuesta clínica de cada paciente o a la presencia de toxicidad. La Daunorubicina no debe ser administrada a pacientes con mielosupresión preexistente inducida por quimioterapia o radioterapia previas, a menos que el beneficio supere el riesgo. El tratamiento previo con antraciclinas, particularmente a dosis altas acumulativas o con otros antineoplásicos potencialmente cardiotóxicos, así como el antecedente de cardiopatía previa son factores que pueden incrementar el riesgo de la cardiotoxicidad inducida por Daunorubicina. Previo al inicio del tratamiento se recomienda una valoración cardiológica completa. En general, se recomienda que los cursos de Daunorubicina se administren en un lapso de no más de 21 días para permitir la recuperación de la médula ósea. La dosis deseada del medicamento se extrae del frasco y se coloca en una jeringa que contenga de 10 a 15 ml de solución salina al 0.9% y posteriormente se administra en un periodo de 2 a 3 minutos dentro de la misma vía de venoclisis donde se pasa una infusión rápida de solución glucosada al 5% o de solución salina al 0.9%. La administración de Daunorubicina debe ser a través de venas de gran calibre, de forma cuidadosa para evitar la extravasación debido al riesgo de producir ulceración y necrosis tisular local. Por esta razón la Daunorubicina no debe ser administrada por vía intramuscular o subcutánea. Si ocurre extravasación, la administración de Daunorubicina debe ser suspendida de inmediato y completar la dosis en otra vena. No existe antídoto para revertir la necrosis local, se recomienda la aplicación de hielo y la elevación de la extremidad para reducir el daño. La hidratación oral adecuada puede prevenir o disminuir el riesgo de nefropatía por ácido úrico. Se sugiere administrar alopurinol y si las concentraciones de ácido úrico son elevadas, puede ser necesaria la alcalinización urinaria. En leucemia aguda la Daunorubicina puede ser administrada a pesar de la presencia de trombocitopenia, en algunos casos el incremento en el recuento plaquetario y el cese del sangrado puede ocurrir y en otros, puede ser necesaria la transfusión de plaquetas. Se debe poner especial cuidado en aquellos pacientes que desarrollen trombocitopenia durante el tratamiento con Daunorubicina y se deberán evitar o disminuir la frecuencia de procedimientos invasivos, cuando esto sea posible. El uso de catéteres implantables (Port-A-Cath®) es recomendable para disminuir la frecuencia de las venopunciones. Se deben de examinar frecuentemente los sitios de punción, piel y mucosas, evaluación de heces y orina en búsqueda de sangre oculta. Además, se debe evitar la administración de medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos y/o alcohol por el riesgo de ocasionar sangrado gastrointestinal. Los pacientes que desarrollan leucopenia deben ser observados cuidadosamente para descartar cualquier signo de infección. En los pacientes neutropénicos que desarrollen fiebre, se debe de iniciar antibióticoterapia empíricamente hasta determinar el foco infeccioso y obtener los resultados de los cultivos.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play