METFORMINA/GLINBENCLAMIDA MK

4870 | Laboratorio MK

Descripción

Principio Activo: Glibenclamida,Metformina,
Acción Terapéutica: Hipoglucemiantes orales e inyectables

Composición

Cada Tableta de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/2,5 mg MK® contiene 500 mg de metformina clorhidrato y 5 mg de glibenclamida, excipientes c.s. Cada Tableta de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/5 mg MK® contiene 500 mg de metformina clorhidrato y 5 mg de glibenclamida, excipientes c.s.

Presentación

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/2,5 mg MK®, caja por 30 tabletas cubiertas con 500 mg de metformina y 2,5 mg de glibenclamida (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0012969). METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/5 mg MK®, caja por 30 tabletas cubiertas con 500 mg de metformina y 5 mg de glibenclamida (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0013204).

Indicaciones

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK®: Terapia de segunda línea en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 en los que la monoterapia ha fallado y en los que el médico tratante ha logrado estandarizar el paciente a las concentraciones aportadas.

Dosificación

La dosificación de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK® debe ser individualizada con base en la efectividad y en la tolerabilidad mientras no se exceda la concentración máxima recomendada de 2.000 mg Metformina y 20 mg de Glibenclamida. Con el fin de evitar fenómenos de hipoglucemia, la dosis inicial de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK®, no debe exceder la dosis diaria de Glibenclamida o Metformina que ya venía tomando el paciente. La dosis diaria debe titularse o ajustarse en incrementos no mayores de 5 mg de Glibenclamida y de 500 mg de Metformina hasta alcanzar la dosis mínima efectiva para un adecuado control glicémico.

Contraindicaciones

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/2,5 mg MK®: Enfermedad renal y disfunción renal, falla cardiaca congestiva que requiere tratamiento farmacológico, hipersensibilidad conocida a la Metformina o Gilbenclamida, acidosis metabólica aguda, cetoacidosis diabética. METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/5 mg MK®: Enfermedad renal y disfunción renal, falla cardiaca congestiva que requiere tratamiento farmacológico, hipersensibilidad conocida a la Metformina o Glibenclamida, acidosis metabólica aguda cetoacidosis diabética. Tome precauciones especiales: si presenta síntomas de una condición llamada acidosis láctica, que se manifiesta a través del vómito, dolor de estómago con calambres musculares y una sensación general de malestar con fatiga severa y dificultad para respirar. Si ocurren estos síntomas, suspenda inmediatamente el uso del medicamento o si usted presenta síntomas de hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en la sangre). Los signos de alarma pueden ocurrir súbitamente y pueden incluir sudoración, piel fría y pálida, mareo, dolor de cabeza, latido acelerado del corazón, vértigo, fuerte sensación de hambre, cambios temporales de la visión, cansancio y debilidad inusuales, nerviosidad o temblor, sensación de ansiedad, dificultad para concentrarse, habla difícil de entender, sensación de confusión. Sea también especialmente cauteloso: si sufre de cualquier enfermedad infecciosa como resfriado, infección de las vías respiratorias o infección del tracto urinario. Siga cumpliendo con cualquier recomendación del médico en cuanto a su alimentación y haga ejercicio regularmente mientras esté tomando este medicamento. Consulte a su médico periódicamente para monitorear los niveles de azúcar en la sangre y la función renal.

Reacciones Adversas

Pueden aparecer reacciones en aparato digestivo como náuseas, trastornos gastrointestinales, hipersensibilidad cutánea (que sugiere su suspensión o cambio). Es importante señalar que las sulfonilureas (Glibenclamida) pueden ocasionar hipoglucemia grave de larga duración que puede ser incluso fatal y que esta reacción depende de la edad, ya que es más frecuente en pacientes de edad avanzada, depende de la reducción de ingesta de alimentos en pacientes con pérdida del apetito y de enfermedades interrecurrentes como renales o hepáticas. La Glibenclamida puede ocasionar también colestasis intrahepática. Otras reacciones de las sulfonilureas son fotosensibilidad, prurito, dermatitis exfoliativa y efecto antitiroideo débil. Es importante señalar que la Glibenclamida tiene acción antiagregante plaquetaria y raramente puede ocasionar anemia hemolítica. El efecto secundario de las biguanidas incluye vómito, náuseas, diarrea, anorexia, sabor metálico de los alimentos y su reacción secundaria más grave es la acidosis láctica, aún cuando es menos frecuente con la Metformina que con otras biguanidas.

Precauciones

El tratamiento con Glibenclamida debe estar acompañado de una dieta prescrita. Se pueden presentar reacciones semejantes a las del disulfiram cuando se ingiere alcohol. Durante el tratamiento se pueden presentar reacciones de fotosensibilidad. La combinación de Metformina y Glibenclamida puede llegar a producir hipoglucemia, por lo que se requiere una adecuada selección del paciente, una apropiada dosificación e instrucciones claras con respecto a la presencia de síntomas de hipoglucemia, para disminuir el riesgo de que se presente esta entidad. En casos de insuficiencia suprarrenal o hipofisiaria, se aumentan las probabilidades de que se presente un evento hipoglucémico. Los pacientes adultos mayores son más sensibles a los efectos de la Glibenclamida, dado que se reduce el metabolismo y la excreción, por lo cual es preferible evitar los hipoglucemiantes orales de acción prolongada. Se debe tener un control en forma periódica de la glicemia pre y posprandial. Se puede presentar hipoglucemia por lo cual debe instruirse al paciente y su familia. Se debe realizar un balance riesgo/beneficio y control estricto en pacientes con insuficiencia renal, hepática o suprarrenal, debilidad general, malnutrición, náuseas, vómitos, insuficiencia hipofisaria y disfunción tiroidea. Según criterio médico, se puede utilizar insulina en intervenciones quirúrgicas y en casos de descompensación. En caso de cambiar un hipoglucemiante por Glibenclamida, esto debe ser siempre bajo supervisión e indicación médica, iniciar 24 horas después de la última toma, iniciando con 2,5 mg y ajustando la dosis en forma semanal de acuerdo con la evolución del paciente. Si es cloropropamida se debe esperar 48 horas salvo otra indicación médica. Se debe informar al paciente que nunca se debe corregir el olvido de una dosis con una mayor en la siguiente toma, se debe instruir al paciente y a su familia cómo actuar en estas situaciones y ante otras posibles eventualidades. La combinación de Metformina y Glibenclamida no debe ser utilizada en pacientes que ingieren importantes cantidades de alcohol, tampoco en casos de hemorragias, septicemias, insuficiencia cardíaca o respiratoria, obstrucción vascular, estado de choque o con insuficiencia renal o hepática, pues todas estas condiciones aumentan el riesgo de que se produzca acidosis láctica. Tampoco deberá utilizarse en pacientes con insuficiencia hepatocelular e intoxicación alcohólica aguda.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play