SULTAMICILINA LA SANTE

4381 | Laboratorio LA SANTE GEN.

Descripción

Principio Activo: Sultamicilina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada Tableta de SULTAMICILINA LA SANTE® contiene 375 mg de sultamicilina. Cada Tableta de SULTAMICILINA LA SANTE® contiene 750 mg de sultamicilina. Cada 5 ml de SULTAMICILINA LA SANTE POLVO para reconstituir a suspensión contiene 250 mg de sultamicilina.

Presentación

SULTAMICILINA LA SANTE®, tabletas de 375 mg, caja por 10 tabletas (Reg. San. No. INVIMA 2008M-010047-R1). SULTAMICILINA LA SANTE® tableta por 750 mg, caja por 10 tabletas (Reg. San. No. INVIMA 2011M-0011776). SULTAMICILINA LA SANTE® 250 mg/5 ml, polvo para reconstituir a suspensión frasco por 100 ml (Reg. San. No. INVIMA 2008M-010048-R1).

Indicaciones

Sultamicilina es una prodroga de ampicilina y el inhibidor de betalactamasa sulbactam; durante la absorción a partir del tracto gastrointestinal, se hidroliza liberando cantidades equimolares de ampicilina y sulbactam. SULTAMICILINA LA SANTE® 750 mg en tabletas contiene sultamicilina tosilato y SULTAMICILINA LA SANTE® 250 mg/5 ml Suspensión oral contiene sultamicilina. El sulbactam posee una alta afinidad por las betalactamasas bacterianas, inhibiéndolas en forma irreversible. De esta manera, la ampicilina puede ejercer completamente su acción bactericida sobre gérmenes resistentes no sólo a derivados penicilínicos, sino también a cefalosporinas. SULTAMICILINA LA SANTE® posee un amplio espectro de acción bactericida contra bacterias gram positivas y gram negativas, incluidas cepas productoras de betalactamasas. Está indicada en el tratamiento de infecciones producidas por gérmenes sensibles y que se encuentran localizadas e nivel de tracto respiratorio superior (sinusitis, rinofaringitis, laringotraqueítis, otitis, mastoiditis) e inferior (bronquitis, neumonías, sobreinfecciones de bronconeumopatías crónicas obstructivas, neumopatías atípicas), así como en infecciones del tracto urinario, piel y tejidos blandos, y en enfermedad pélvica inflamatoria.

Dosificación

En adultos y en niños con más de 30 kg de peso: Se recomiendan 375 a 750 mg 2 veces al día. Para la mayoría de las infecciones en niños, con menos de 30 kg de peso, la dosis recomendada es 25-50 mg/ kg de peso/día dividida en 2 tomas. El tratamiento generalmente tiene una duración entre 7 y 14 días, aunque deberá continuarse idealmente hasta 48 horas después de la remisión de los síntomas.

Contraindicaciones

SULTAMICILINA LA SANTE® está contraindicado en casos de hipersensibilidad a las penicilinas o a las cefalosporinas. Estudios en animales no han demostrado evidencia de alteraciones en los fetos expuestos a la ampicilina o al sulbactam; sin embargo, se debe tener presente que los estudios en animales no siempre predicen los posibles efectos en humanos. Tampoco se disponen de estudios adecuados ni bien controlados en pacientes embarazadas ni durante la lactancia, razón por la cual la seguridad de este medicamento en estas situaciones no ha sido establecida. Por lo anterior, no se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia a no ser que el criterio médico así lo considere y solo si el beneficio potencial excede el riesgo.

Reacciones Adversas

Los efectos secundarios reportados con mayor frecuencia han sido gastrointestinales como distensión abdominal, diarrea leve, náusea o vómito, dolor abdominal y además cefalea. Con menor frecuencia, reacciones alérgicas, alteración en pruebas de función hepática, candidiasis oral y vaginal, rash y tromboflebitis.

Precauciones

Se han comunicado reacciones de hipersensibilidad en pacientes tratados con penicilina. Antes de iniciarse el tratamiento debe indagarse cuidadosamente sobre reacciones previas de hipersensibilidad a Penicilinas, cefalosporinas u otros alérgenos. Ante una reacción alérgica, debe suspenderse la administración e instituirse el tratamiento adecuado. El médico debe tener presente que existe el riesgo de ocurrencia de reacciones de hipersensibilidad graves y potencialmente mortales. Se debe tener precaución al administrar dosis muy elevadas de penicilina, especialmente si hay alteración de la función renal, debido al riesgo de neurotoxicidad. Los pacientes con alteración de la función renal requieren ajuste de la dosis. La función renal y el estado hematológico deben controlarse durante tratamientos prolongados y con dosis elevadas. En estos casos, adicionalmente se debe recomendar a los pacientes mantener una adecuada ingesta de líquidos para mantener un buen gasto urinario y disminuir el riesgo de cristaluria. El tratamiento con fármacos betalactámicos puede modificar la flora bacteriana normal y puede conducir a sobreinfecciones.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play