AMPICILINA MK

2649 | Laboratorio MK

Descripción

Principio Activo: Ampicilina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada cápsula dura de AMPICILINA MK® 500 mg contiene 500 mg de ampicilina trihidrato compactada equivalente a ampicilina base, excipientes c.s. Cada tableta de AMPICILINA MK® 1 g contiene 800 mg de ampicilina trihidrato compactada equivalente a ampicilina base, 200 mg de ampicilina base, excipientes c.s. Cada 100 ml de la suspensión de AMPICILINA MK® 250 mg/5 ml contiene 5 g de ampicilina trihidrato equivalente a ampicilina base, excipientes c.s. Cada ampolla de AMPICILINA MK® 1 g contiene ampicilina sódica equivalente a ampicilina base 1 g, excipientes c.s.

Presentación

AMPICILINA MK®, frasco por 60 ml de polvo para suspensión de 250 mg/5 ml (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-005631-R3). AMPICILINA MK®, caja por 100 cápsulas de 500 mg (Reg. San. No. INVIMA 2005 M-005849-R2). AMPICILINA MK®, caja por 100 tabletas de 1 g (Reg. San. No. INVIMA 2009 M-011329-R1). AMPICILINA MK®, ampolla con 1g de polvo para inyección (Reg. San. No. INVIMA 2006 M-006177-R2).

Indicaciones

La AMPICILINA MK® está indicada para el tratamiento de infecciones producidas por gérmenes sensibles a la ampicilina.

Dosificación

Niños pequeños y lactantes: 50 mg/kg/día, divididos en tomas iguales cada 6 horas. Adultos y niños de edad escolar: 500 a 1.000 mg cada 6 a 8 horas. En infecciones del tracto genitourinario, aparato digestivo: Administrar el doble de la dosis. El ayuno aumenta la absorción y con ello su efecto.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a las penicilinas y/o cefalosporinas. Adminístrese con precaución a pacientes con insuficiencia renal.

Reacciones Adversas

Durante la terapia con ampicilina han sido reportados los siguientes eventos adversos: fiebre, encefalopatía por penicilina, convulsiones, erupciones cutáneas, eritema multiforme (hasta de síndrome de Stevens-Johnson), urticaria, rash (debe diferenciarse el rash de la ampicilina de una reacción de hipersensibilidad, la incidencia de este es mayor en pacientes con infecciones virales), lengua negra, vómito, diarrea, enterocolitis, glositis, anemia, anemia hemolítica, trombocitopenia, púrpura, agranulocitosis y elevación de AST, ALT.

Precauciones

La prescripción de ampicilina en ausencia de una infección bacteriana comprobada, de una sospecha clínica sólida o de una indicación profiláctica es poco probable que beneficie al paciente y aumenta el riesgo del desarrollo de bacterias resistentes al medicamento. La posibilidad de sobreinfecciones con organismos micóticos o bacterias patógenas no sensibles a la ampicilina debe tenerse en cuenta durante el tratamiento; en estos casos, se debe suspender el fármaco e iniciar el tratamiento adecuado. Adminístrese con precaución a pacientes con insuficiencia renal (la dosis y la frecuencia de administración deben ajustarse de acuerdo con la severidad del daño); un porcentaje alto de pacientes con mononucleosis desarrollan "rash" durante la terapia con ampicilina (debe diferenciarse de una reacción de hipersensibilidad); existe una baja incidencia de reacción cruzada con otros betalactámicos. Se debe instruir al paciente de reportar inmediatamente si hay diarrea después de iniciar el medicamento. Debe tomarse el curso completo del tratamiento, aunque el paciente perciba mejoría clínica. Las mujeres deben ser informadas de reportar si aparecen signos de candidiasis vaginal. La suspensión debe emplearse dentro de la fecha indicada y tan pronto se reconstituya, después de terminado el tratamiento, cualquier sobrante debe ser desechado.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play