LOTRIDERM

1535 | Laboratorio MSD

Descripción

Principio Activo: Betametasona,Clotrimazol,
Acción Terapéutica: Antialérgicos, antihist., corticoides asoc.

Composición

Cada g de LOTRIDERM® Crema contiene: 10 mg (1%) de clotrimazol y 0,64 mg de dipropionato de betametasona, equivalente a 0,5 mg (0,05%) de betametasona.

Presentación

LOTRIDERM® Crema, tubo por 20g (Reg. INVIMA No. 2007M-005894-R2).

Indicaciones

LOTRIDERM® Crema está indicada en el tratamiento tópico de las siguientes infecciones dérmicas: Tiña pedis, tiña crural y tiña corporal debidas a Trichophyton rubrum, Trichophyton mentagrophytes, Epidermophyton floccosum y Microsporum canis y candidiasis causada por Candida albicans.

Dosificación

Deberá frotarse una cantidad suficiente de LOTRIDERM® Crema en el área afectada y la piel circundante 2 veces al día, por la mañana y por la noche, durante 2 semanas en la tiña crural, tiña corporal y candidiasis y durante 4 semanas en la tiña pedis. Revisar el diagnóstico si la afección persiste por encima de estos tiempos y suspender el medicamento. Puede entonces instituirse un tratamiento alterno con sólo un agente antimicótico apropiado. No se recomienda el uso de LOTRIDERM® Crema por periodos de más de cuatro semanas.

Contraindicaciones

LOTRIDERM® Crema está contraindicada en pacientes con historia de hipersensibilidad a cualquiera de sus ingredientes o a otros corticosteroides o imidazoles.

Reacciones Adversas

Las siguientes reacciones adversas han sido informadas infrecuentemente con el uso combinado de clotrimazol y betametasona: parestesia, urticaria macropapular, edema e infección secundaria. Reacciones adversas reportadas con el clotrimazol incluyen: eritema, ampollas, descamación, prurito, urticaria, e irritación de piel. Entre los efectos adversos locales reportados con los corticoides tópicos se incluyen: ardor, picazón, irritación, quemadura, resequedad, foliculitis, hipertricosis, erupciones acneiformes, hipopigmentación, dermatitis perioral, dermatitis de contacto, maceración de la piel, infección secundaria, atrofia de piel, estrías, miliaria, fragilidad capilar (equimosis), y sensibilización. Supresión del eje hipotálamo - hipófisis- adrenal (HHA), síndrome de Cushing e hipertensión intracraneal han sido reportados en niños que reciben corticosteroides tópicos. Las manifestaciones de la supresión adrenal incluyen retardo en crecimiento lineal, retardo en la ganancia de peso bajos niveles de cortisol plasmático y ausencia de de respuesta con la estimulación de ACTH. Las manifestaciones de la hipertensión intracraneal incluyen fontanela sobresaliente, cefalea y papiledema bilateral.

Precauciones

LOTRIDERM® Crema no debe utilizarse con la técnica del vendaje oclusivo. Si ocurre irritación o sensibilización con el uso de los productos LOTRIDERM®, el tratamiento debe suspenderse e instituirse las medidas terapéuticas apropiadas. En presencia de infección bacteriana debe administrarse concomitantemente un agente antibacteriano apropiado. Cuando no se observa respuesta adecuada a LOTRIDERM® Crema, se deben repetir los estudios microbiológicos apropiados para confirmar el diagnóstico y descartar la posibilidad de otros patógenos responsables antes de instituir otro curso de tratamiento antimicótico. Cualquiera de los efectos secundarios informados después del uso sistémico de corticosteroides, incluso supresión suprarrenal, manifestaciones del síndrome de Cushing, hiperglucemia y glucosuria, puede ocurrir también con los corticosteroides tópicos. La absorción sistémica de los corticoides tópicos aumentará con el uso de corticoides más potentes, administración prolongada o aplicación en áreas extensas de superficie corporal. Es necesario evaluar periódicamente a los pacientes para determinar cualquier evidencia de supresión del eje H.H.A. Si ocurre supresión del eje H.H.A. se debe intentar suspender el fármaco, reducir la frecuencia de aplicación o sustituir el agente con un corticosteroide menos potente. La recuperación de la función del eje H.H.A. es generalmente rápida y completa al suspender el fármaco. En raros casos pueden ocurrir signos y síntomas de carencia de corticosteroides y necesitarse corticoterapia sistémica complementaria. La crema LOTRIDERM® no es para uso oftálmico. Uso pediátrico:Los pacientes pediátricos tienen mayor susceptibilidad a los efectos indeseables, tanto locales como sistémicos con el uso de corticoides tópicos y sistémicos. Esto se debe a que en niños la proporción entre el área superficial cutánea y el peso es más elevada, consecuentemente la absorción es mayor. En niños que recibieron corticosteroides tópicos se han informado episodios de supresión del eje H.H.A., síndrome de Cushing, retardo del crecimiento lineal, retardo en el aumento de peso e hipertensión endocraneal. Las manifestaciones de supresión adrenal en niños incluyen concentraciones bajas de cortisol plasmático y ausencia de respuesta al estímulo con ACTH. Las manifestaciones de hipertensión intracraneal incluyen: fontanela sobresaliente, cefalea y papiledema bilateral. El uso de LOTRIDERM® en dermatitis por pañal no es recomendado. Uso durante el embarazo y en la lactancia:No se ha establecido la inocuidad de los corticosteroides tópicos en mujeres embarazadas. Por tanto, la crema LOTRIDERM® deberá usarse en pacientes embarazadas solamente cuando los beneficios potenciales justifiquen el riesgo potencial para el feto. Fármacos de esta clase no deben usarse extensamente en grandes cantidades ni por periodos prolongados en mujeres embarazadas. Como no se sabe si la administración tópica de corticosteroides puede dar lugar a una absorción sistémica suficiente para producir cantidades detectables en la leche materna, se debe tomar la decisión de suspender la lactancia o el uso del fármaco, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play