PENISODINA (BENC.PROCAINA C/CRISTALINA)

1851 | Laboratorio PISA

Descripción

Principio Activo: Penicilina G procaínica,Penicilina G sódica,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada frasco ámpula con polvo contiene: 400.000 U - 800.000 U. Bencilpenicilina procaína equivalente a 300.000 U - 600.000 U. Bencilpenicilina cristalina equivalente a 100.000 U - 200.000 U. La ampolleta contiene diluyente: Agua inyectable 2 ml.

Presentación

Caja con un frasco ámpula con polvo conteniendo 400 000 U, con o sin ampolleta con diluyente 2 ml. Reg. San. INVIMA 2006M-006077-R1. Caja con un frasco ámpula con polvo conteniendo 800 000 U y una ampolleta con diluyente 2 ml. Reg. San. INVIMA 2009M-0009130.

Indicaciones

La Penisodina está indicada para el tratamiento de los casos de faringoamigdalitis, infecciones del tracto respiratorio superior, angina de Vincent, escarlatina, neumonía, bronconeumonía, erisipela, infecciones de la piel y tejidos blandos, parodontitis, endocarditis, meningitis bacteriana, sífilis, gonorrea y en todos los procesos infecciosos causados por bacterias sensibles a la penicilina.

Dosificación

La vía de administración recomendada es únicamente la intramuscular. Las dosis recomendadas son las siguientes: Niños menores de 2 años: 200,000 U cada 12 horas durante 7 a 10 días. Niños de 2 a 10 años: 400,000 U cada 12 horas durante 10 días. Adolescentes y Adultos: 800,000 U cada 12 horas durante 10 días. El médico adaptará las dosis y la frecuencia de acuerdo a los requerimientos de cada caso en particular.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la penicilina, nefritis intersticial, edema angioneurótico, enfermedad del suero, choque anafiláctico.

Reacciones Adversas

Al igual que los demás antibióticos, la penicilina puede llegar a producir reacciones de hipersensibilidad que pueden variar desde eritema cutáneo, urticaria, eritema multiforme hasta anafilaxia. En forma ocasional puede presentarse anemia hemolítica, leucopenia, trombocitopenia, neuropatía y nefropatía.

Precauciones

Los pacientes con antecedentes de alergias de cualquier tipo son más propensos a desarrollar reacciones alérgicas a la penicilina. Siempre que permanezcan manifestaciones alérgicas se deberá suspender el tratamiento substituyéndolo por otro antibiótico de un grupo farmacológico distinto. Cuando el germen a tratar sea el estreptococo, se deberá instituir el tratamiento hasta que el microorganismo sea erradicado.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play