CIPROBAC (CIPROFLOXACINO) PISA

1948 | Laboratorio PISA

Descripción

Principio Activo: Ciprofloxacina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada 100 ml contienen: Lactato de Ciprofloxacino equivalente a 200 mg de Ciprofloxacino, vehículo cbp 100 ml. Cada tableta contiene: Clorhidrato de Ciprofloxacino monohidratado equivalente a 500 mg, excipiente cbp 1 tableta.

Presentación

Caja con un frasco ámpula con 200 mg/100 ml. Reg. San. INVIMA 2006M-0005233. Caja con 10 o 14 tabletas de 500 mg. Reg. San. INVIMA 2012M-0013052.

Indicaciones

Ciprobac® está indicado para el tratamiento de infecciones osteoarticulares, gastrointestinales, infecciones del tracto genitourinario, uretritis gonocóccica, neumonías, prostatitis, fiebre tifoidea, infección de tejidos blandos y otras infecciones causadas por organismos sensibles.

Dosificación

La administración de Ciprobac® es por infusión intravenosa a pasar en un periodo de 30 a 60 minutos. Dosis para adultos:Infecciones osteoarticulares, neumonías, infección de tejidos blandos y otras infecciones:400 mg dos veces al día por vía intravenosa. Infecciones del tracto urinario: 200 a 400 mg dos veces al día. El tratamiento debe continuarse por lo menos 48 a 72 horas después de la desaparición de los síntomas. Para la mayoría de las infecciones, la duración del tratamiento recomendable es de 7 a 14 días y de 2 meses para la osteomelitis. Pacientes con insuficiencia renal:En estos pacientes se debe reducir la dosis de acuerdo al siguiente esquema:



Niños:No se recomienda el uso de Ciprofloxacino en menores de 18 años por los riesgos potenciales de causar artropatía. Sin embargo, se ha utilizado en niños a dosis de 10 a 20 mg por Kg de peso cada 12 horas cuando se ha agotado otras posibilidades terapéuticas.

Contraindicaciones

Antecedentes de hipersensibilidad al Ciprofloxacino o a otras fluoroquinolonas.

Reacciones Adversas

Por lo general, el Ciprofloxacino se tolera adecuadamente. Sin embargo, se han reportado algunos trastornos gastrointestinales que incluyen náusea, vómito, diarrea, dolor abdominal, dispepsia y en muy raras ocasiones colitis pseudomembranosa. Los efectos adversos sobre el sistema nervioso central (SNC) incluyen cefalea, mareos, inquietud, somnolencia, insomnio, trastornos visuales y en muy raras ocasiones delirio, alucinaciones depresión y convulsiones. También se han reportado reacciones de hipersensibilidad que se caracterizan por prurito, erupción cutánea, reacciones de fotosensibilidad, síndrome de Stevens-Johnson, vasculitis y necrolisis tóxica epidérmica. Otras reacciones adversas que se pueden presentar con el uso de Ciprofloxacino son eosinofilia, leucopenia, trombocitopenia y rara vez anemia hemolítica, mialgias y artralgias transitorias, lesión tendinosa, ginecomastia y superinfección por gérmenes oportunistas.

Precauciones

La dosis de Ciprofloxacino debe individualizarse de acuerdo a la naturaleza, severidad de la infección y al estado del paciente. Los pacientes con insuficiencia renal requieren una reducción en la dosificación en base a su depuración de creatinina. El Ciprofloxacino se debe administrar con extrema precaución en pacientes con antecedentes de epilepsia, en aquellos con función hepática alterada, con deficiencia de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa y en miastenia gravis. Debido a que el Ciprofloxacino ha demostrado potencial para ocasionar artropatías y cambios degenerativos en el cartílago de crecimiento, no se recomienda su uso en mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, ni en niños y adolescentes. Para prevenir el riesgo de cristaluria, se recomienda mantener una buena hidratación y evitar que la orina se alcalinice excesivamente.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play