DUO-BETAMETASONA MK

1444 | Laboratorio MK

Descripción

Composición

Cada Ampolla de DUO-BETAMETASONA MK® 7 mg/1 mL contiene fosfato sódico de betametasona equivalente a 2 mg de betametasona base y dipropionato de betametasona equivalente a 5 mg de betametasona base; excipientes c.s. Cada Jeringa Prellenada HYPAK® de DUO-BETAMETASONA® 7 mg/1 mL contiene betametasona dipropionato equivalente a betametasona 5 mg y betametasona fosfato disódico equivalente a betametasona 2 mg; excipientes c.s.

Presentación

DUO-BETAMETASONA MK® 7 mg/1 ml, suspensión inyectable, caja por 1 Ampolla (Reg. San. No. INVIMA 2013 M-0002852-R1). DUO-BETAMETASONA MK® 7 mg/1 ml, suspensión inyectable, caja por 3 Jeringas Prellandas Hypak® (Reg. San. No. INVIMA 2013 M-0014438).

Indicaciones

Tratamiento local y sistémico de los trastornos agudos y crónicos que responden a la corticoterapia: trastornos musculoesqueléticos y de tejidos blandos, trastornos alérgicos, trastornos dermatológicos. Enfermedad del colágeno.

Dosificación

DUO-BETAMETASONA MK® 7 mg/1 ml es para administración intramuscular, intraarticular, periarticular, intrabursal, intradérmica e intralesional y su posología debe ser individualizada de acuerdo con la patología y el criterio médico. Administración para efecto sistémico: El manejo se inicia con 1 a 2 ml en la mayoría de los trastornos, dosis que se repite según sea necesario cada tres a cuatro semanas. La administración se hace por medio de inyección intramuscular glútea profunda. Administración para efecto local: Si es necesario se puede asociar un anestésico tipo lidocaína al 1% o procaína clorhidrato al 1 o 2% y la mezcla se debe hacer en la jeringa, los anestésicos no deben contener parabenos, la dosis en trastornos articulares puede variar entre 0,25 ml hasta 1 y 2 ml. Administración intralesional: Se sugiere una dosis de 0,2 ml/cm3 no excediendo de 1 ml semana, para estas aplicaciones utilizar una jeringa de insulina y aguja calibre 26.

Contraindicaciones

Infecciones micóticas sistémicas. Osteoporosis grave. Psicosis o antecedentes de estas. Adminístrese con precaución en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva grave, hipertensión arterial. Tuberculosis activa a menos que se utilicen fármacos quimioterapéuticos. Contiene alcohol bencílico por lo que no debe usarse en lactantes y/o niños prematuros.

Reacciones Adversas

Durante la terapia con corticoides, se ha reportado retención de sodio, baja del potasio, alcalosis hipocaliémica, ICC, retención de líquidos. Debilidad muscular, miopatía, osteoporosis, fracturas vertebrales por compresión, ruptura de tendones. Úlcera péptica sangrante, pancreatitis, distensión abdominal, hipo. Atrofia cutánea, alteración en la cicatrización, urticaria. Convulsiones, pseudotumor cerebral, cefalea. Retardo del crecimiento fetal, o en la niñez falta de respuesta adrenocortical, reducción a la tolerancia a los carbohidratos. Catarata subcápsular posterior, glaucoma. Euforia, manifestaciones psiquiátricas psicóticas, depresión e insomnio.

Precauciones

Este medicamento no debe ser administrado por vía intravenosa. Debido a que las complicaciones del tratamiento con glucocorticoides dependen de la dosis y la duración del tratamiento, una decisión de riesgo y beneficio se debe hacer para cada caso particular, en cuanto a la dosis y duración del tratamiento y si la terapia debe ser diaria o intermitente. El tratamiento con betametasona debe iniciarse con la menor dosis posible que obtenga el efecto esperado y disminuir paulatinamente la dosis administrada. El retiro de la terapia con corticoides debe ser gradual, se debe advertir al paciente que no debe abandonar el tratamiento, ni abandonarlo de manera subita. Debe tenerse especial precaución al ser administrado a pacientes con úlcera péptica, insuficiencia renal, trombocitopenia y púrpura idiopática. Contiene alcohol bencílico, por lo que no debe usarse en lactantes y/o niños prematuros.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play