CIPROFIBRATO MK 100 MG

3410 | Laboratorio MK

Descripción

Principio Activo: Ciprofibrato,
Acción Terapéutica: Normolipemiantes e hipocolesterolemiantes

Composición

Cada Tableta de Ciprofibrato MK® 100 mg contiene 100 mg de Ciprofibrato, excipientes c.s.

Presentación

Ciprofibrato MK®, caja por 10 tabletas de 100 mg (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0012794).

Indicaciones

Ciprofibrato MK® está indicado como hipolipemiante. El ciprofibrato está indicado como tratamiento hipolipemiante coadyuvante a la dieta y a otros tratamientos no farmacológicos (ej., ejercicio, disminución de peso) en el tratamiento de la hipertrigliceridemia aislada severa, y en el tratamiento de la hiperlipidemia mixta cuando una estatina u otro tratamiento efectivo esté contraindicado o no sea tolerado.

Dosificación

Adultos:La dosis recomendada de CIPROFIBRATO MK® es de una tableta de 100 mg, una vez al día. Adultos mayores:No se ha encontrado que sea necesario ajustar la dosificación para este grupo poblacional, por tanto se puede emplear la misma dosificación que en el adulto. Niños y Menores de 18 Años:No hay evidencia clínica suficiente que permita establecer la seguridad ni la eficacia en este grupo poblacional.

Contraindicaciones

El Ciprofibrato está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al producto, y a otros fibratos, así como en pacientes con alteraciones severas de la función renal o hepática.

Reacciones Adversas

Ocasionalmente han sido reportados: cefalea, vértigo, erupción cutánea y síntomas gastrointestinales de naturaleza leve y moderada, incluyendo náusea, vómitos, diarrea y dispepsia. Al igual que otros fibratos, se han observado ocasionalmente, pruebas de función hepática anormales. Excepcionalmente se han reportado casos aislados de mialgia y miopatía, incluyendo miositis y casos aislados de rabdomiólisis, con mayor frecuencia en casos de insuficiencia renal o de hipoalbuminemia. Estos efectos musculares parecen estar relacionados a la posología; por lo tanto, la dosis diaria no deberá ser mayor de 100 mg.

Precauciones

En el momento en que el paciente llegue a presentar dolores musculares, debilidad, incremento de la creatina fosfocinasa sérica (CPK), o en caso de encontrar alteraciones en las enzimas hepáticas, es necesario suspender inmediatamente el tratamiento con ciprofibrato. Antes de iniciar la terapia, debe descartarse el diagnóstico de hipotiroidismo, que puede causar dislipidemia secundaria y además aumenta el riesgo de miopatía. Toda situación de hipoalbuminemia, como es el caso de un síndrome nefrítico, puede aumentar el riesgo de aparición de una miopatía. La ausencia de una disminución satisfactoria de las concentraciones séricas de lípidos después de varios meses de tratamiento, obliga a tomar medidas terapéuticas adicionales. Conviene advertir a los pacientes que deben informar rápidamente acerca de cualquier dolor, sensibilidad o debilidad muscular que aparezca sin explicación. Las tasas de CPK deben ser analizadas lo mas rápidamente posible en los pacientes que refieran tales síntomas, y el tratamiento debe ser interrumpido en caso de diagnostico de miopatía o de un aumento muscular importante de la tasa de CPK.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play