IRBETIAZID 150_IRBETIAZID 300

1985 | Laboratorio SIEGFRIED

Descripción

Principio Activo: Hidroclorotiazida,Irbesartán,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Cada tableta de IRBETIAZID® 150 contiene irbesartán 150 mg, hidroclorotiazida 12,5 mg Cada tabletas de IRBETIAZID® 300 contiene irbesartán 300 mg, hidroclorotiazida 12,5 mg.

Presentación

IRBETIAZID® 150: Tabletas, caja por 16 y por 28 tabletas (Reg. San. No. INVIMA 2005M-0004376). IRBETIAZID® 300: Tabletas, caja por 16 y por 28 tabletas (Reg. San. No. INVIMA 2005 M-0004228).

Indicaciones

IRBETIAZID® está indicado en el tratamiento de la hipertensión arterial. Puede usarse solo o en combinación con otros antihipertensivos (p. ej., betabloqueadores y antagonistas del canal de calcio de acción larga).

Dosificación

IRBETIAZID® se puede administrar al tiempo o lejos de los alimentos. El tratamiento debe ajustarse dependiendo de la respuesta individual. Adultos:Cuando desde el punto de vista clínico se considere apropiado, se puede considerar el cambio directo de la monoterapia a las combinaciones fijas en pacientes que no logran controlarse en forma adecuada con antihipertensivos solos, de la siguiente manera: Aquellos pacientes que no respondan adecuadamente a 150 mg de irbesartán o a hidroclorotiazida en monoterapia pueden ser prescritos con IRBETIAZID® 150 (irbesartán 150 mg/hidroclorotiazida 12,5 mg). En aquellos pacientes cuya presión no se controle adecuadamente con 300 mg de irbesartán solo o con IRBETIAZID® 150 mg, se puede aumentar la dosis a IRBETIAZID® 300 (irbesartán 300 mg/hidroclorotiazida 12,5 mg). No se recomiendan dosis superiores a 300 mg de irbesartán y 25 mg de hidroclorotiazida por día. Si la presión arterial no se controla apropiadamente con IRBETIAZID® solo a dosis máximas, puede adicionarse otro medicamento antihipertensivo (p. ej.: un bloqueador del canal de calcio de acción larga o un bloqueador beta-adrenérgico).

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al medicamento o a sus excipientes, o a otros fármacos derivados de la sulfonamida (como las tiazidas). Embarazo y lactancia (categoría C, en el 1er. trimestre y categoría D en el 2do. y 3er. trimestres). Debido a la hidroclorotiazida presente en el producto no se recomienda en pacientes con: Insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min), hipopotasemia refractaria, hiperkalemia, insuficiencia hepática grave, cirrosis biliar, colestasis.

Precauciones

En general, en pacientes con antecedentes de alergia o asma bronquial, es más probable que se presenten las reacciones de hipersensibilidad. En simpatectomizados:Pueden incrementarse los efectos antihipertensivos de los diuréticos tiazídicos. Pueden presentarse oliguria y/o azoemia progresiva o insuficiencia renal aguda y/o muerte en pacientes hipertensos con estenosis de la arteria renal en uno o ambos riñones, o aquellos con insuficiencia cardiaca congestiva severa (dado que su función renal depende de la actividad del sistema renina-angiotensina-aldosterona). En pacientes con insuficiencia hepática o enfermedad hepática progresiva:Emplear con cautela, puesto que alteraciones menores del balance de líquidos y electrólitos pueden precipitar un coma hepático. Desequilibrio de electrolitos y metabólico:Las tiazidas (cuando se usan solas, especialmente en dosis altas) pueden causar desequilibrios hidroelectrolíticos tales como hiponatremia, alcalosis hipoclorémica e hipopotasemia; no obstante, la terapia concomitante con irbesartán reduce la frecuencia de hipopotasemia inducida por diuréticos. El déficit de cloro es leve y en general no requiere tratamiento. Las tiazidas disminuyen la excreción de calcio y pueden ocasionar una ligera e intermitente elevación del calcio sérico. La hipercalcemia sugiere la posibilidad de hiperparatiroidismo. Las tiazidas deben descontinuarse antes de llevar a cabo pruebas de función paratiroidea. Se ha observado que las tiazidas aumentan la excreción urinaria de magnesio, lo que puede llevar a hipomagnesemia. Puede presentarse hiperuricemia y precipitarse un ataque agudo de gota en algunos pacientes que reciben terapia con tiazidas. Los requerimientos de insulina podrían estar aumentados en pacientes diabéticos y una diabetes mellitus latente puede hacerse manifiesta durante la administración de tiazidas. El aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos se ha asociado a la terapia con tiazidas. Sin embargo, no se han reportado estos efectos, o han sido mínimos, con la dosis de 12,5 mg de hidroclorotiazida contenida en IRBETIAZID®. Puede ser necesaria la vigilancia de los parámetros de laboratorio en pacientes con riesgo de alteraciones metabólicas y de electrólitos. Se ha reportado exacerbación o activación de lupus eritematoso sistémico con el uso de diuréticos tiazídicos. Hipotensión en pacientes con depleción del volumen:Podría esperarse que se presente hipotensión sintomática en pacientes que desarrollan depleción de sodio o de volumen, que se deben corregir antes de iniciar la terapia con IRBETIAZID®. Las tiazidas pueden reforzar el efecto de otros compuestos antihipertensivos. Si durante la terapia con IRBETIAZID® se detecta embarazo, el medicamento debe descontinuarse tan pronto como sea posible. Las tiazidas atraviesan la barrera placentaria y aparecen en la sangre del cordón.

Farmacocinética



Publicidad

Otros medicamentos de SIEGFRIED

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play