ESOTLEN 20 Y ESOTLEN 40

3504 | Laboratorio SIEGFRIED

Descripción

Principio Activo: Esomeprazol,
Acción Terapéutica: Antiulcerosos y antisecretores

Composición

ESOTLEN® 20: cada cápsula contiene 20 mg de esomeprazol. ESOTLEN® 40: Cada CÁPSULA contiene 40 mg de esomeprazol.

Presentación

ESOTLEN® 20, caja por 10 y 20 cápsulas (Reg. San. INVIMA 2007 M-0006987). ESOTLEN® 40, caja por 10 y 20 cápsulas (Reg. San. INVIMA 2007 M-0007072).

Indicaciones

Reflujo gastroesofágico (esofagitis por reflujo erosivo; tratamiento preventivo a largo plazo de recaídas de esofagitis cicatrizada: tratamiento sintomático a largo plazo del reflujo gastroesofágico). En úlcera péptica y duodenal y en combinación para erradicar el Helicobacter pylori(cicatrización de la úlcera duodenal ocasionada por el Helicobacter pylori;prevención de las recaídas de úlceras pépticas en los pacientes con úlceras relacionadas con Helicobacter pylori). Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): Tratamiento sintomático de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Tratamiento de la esofagitis erosiva por reflujo. Control a largo plazo de pacientes con esofagitis curada para prevenir las recidivas. En combinación con un régimen terapéutico antibacteriano apropiado para la erradicación de H. pylori:Cicatrización de la úlcera duodenal asociada a H. pyloriy prevención de las recidivas de las úlceras pépticas en pacientes con úlceras asociadas a H. pylori.ESOTLEN® está indicado también en pacientes que necesitan tratamiento continuado con AINEs, para cicatrización de las úlceras gástricas asociadas al tratamiento con AINEs o para prevenir las úlceras gástricas y duodenales asociadas al tratamiento con AINEs en pacientes de riesgo.

Dosificación

Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): Tratamiento sintomático de la ERGE en pacientes sin esofagitis: 20 mg diarios. Si no se ha obtenido el control de los síntomas tras cuatro semanas, se deberá reconsiderar el tratamiento. Cuando los síntomas se han controlado, se puede mantener el control posterior de los mismos empleando un régimen a necesidad tomando 20 mg una vez al día, cuando sea necesario. Tratamiento de la esofagitis erosiva por reflujo: 40 mg diarios durante 4 semanas. Se recomienda un tratamiento adicional de 4 semanas para pacientes en los que la esofagitis no ha curado o que presentan síntomas persistentes. Control a largo plazo de pacientes con esofagitis curada para prevenir las recidivas: 20 mg una vez al día. En combinación con el régimen antibacteriano apropiado para erradicar el H. pylori,sea para cicatrización de la úlcera duodenal asociada a H. pylorio para prevención de las recidivas de las úlceras pépticas en pacientes con úlceras asociadas a H. pylori:ESOTLEN® 20 mg más amoxicilina, 1 g, más claritromicina, 500 mg, 2 veces al día, por 7 días. En pacientes que necesitan tratamiento continuado con AINEs, para cicatrización de las úlceras gástricas asociadas al tratamiento con AINEs: Usualmente 20 mg una vez al día, durante 4-8 semanas. Para prevenir las úlceras gástricas y duodenales asociadas al tratamiento con AINEs en pacientes de riesgo, 20 mg una vez al día. Niños y adolescentes: No debe ser utilizado en niños puesto que no se dispone de datos. Función renal alterada: No se requiere ajuste de dosis en pacientes con alteración de la función renal. Debido a la limitada experiencia en pacientes con insuficiencia renal severa, dichos pacientes deben ser tratados con precaución. Función hepática alterada: No se requiere ajuste de dosis en pacientes con alteración hepática de leve a moderada. En pacientes con alteración hepática severa, no exceder los 20 mg de ESOTLEN® diarios. Ancianos: No se requiere ajuste de dosis.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a esomeprazol, benzimidazoles sustituidos o a los excipientes.

Precauciones

La respuesta sintomática al tratamiento con esomeprazol no excluye la posibilidad de malignidad gástrica. En presencia de cualquier síntoma de alarma (p. ej. pérdida de peso significativa e involuntaria, vómitos recurrentes, disfagia, hematemesis o melenas) y ante la sospecha o presencia de úlcera gástrica, deberá descartarse la posibilidad de un proceso maligno, ya que el tratamiento con esomeprazol puede aliviar los síntomas, enmascarar el cuadro clínico y retrasar un diagnóstico que requiera manejo diferente. Los pacientes en tratamiento a largo plazo (particularmente los tratados durante más de un año), deben ser evaluados regularmente. Ocasionalmente se ha notado gastritis atrófica en biopsias del cuerpo gástrico en pacientes tratados a largo plazo con omeprazol, del cual esomeprazol es un enantiómero. Se debe educar a los pacientes en tratamiento sobre la necesidad de consultar a su médico tratante si las características de sus síntomas cambian. Igualmente, cuando se prescribe esomeprazol como terapia a necesidad, se deben tomar en consideración las posibles interacciones con otros medicamentos, que puedan alterar las concentraciones plasmáticas de esomeprazol y su eficacia clínica. No deben tomar esomeprazol los pacientes con problemas hereditarios poco frecuentes de intolerancia a la fructosa, malabsorción de glucosa-galactosa o déficit de sacarasa-isomaltasa.

Farmacocinética

Esomeprazol se degrada en medio ácido, por lo cual se administra por vía oral en forma de microgránulos con recubrimiento entérico. La absorción de esomeprazol es rápida, obteniéndose niveles plasmáticos máximos aproximadamente 1-2 horas después de su administración. La ingesta de alimentos retrasa y disminuye la absorción de esomeprazol, aunque esto no influye de manera significativa en el efecto de esomeprazol sobre la acidez intragástrica. Esomeprazol se une en un 97% a las proteínas plasmáticas. Su metabolismo se realiza completamente por el sistema citocromo P450 (CYP2C19), responsable de la formación de los metabolitos hidroxi y desmetil de esomeprazol. La parte restante depende de la CYP3A4, otra isoforma específica, responsable de la formación de esomeprazol sulfona, principal metabolito en el plasma. La vida media de eliminación plasmática es aproximadamente de 1,3 horas tras la administración repetida una vez al día. El área bajo la curva concentración plasmática-tiempo aumenta con la administración repetida de esomeprazol. Este aumento es dosis-dependiente y origina una relación no lineal dosis-AUC tras la administración repetida. Esta dependencia del tiempo y de la dosis se debe a una disminución del metabolismo de primer paso y de la depuración sistémica causada probablemente por una inhibición de la enzima CYP2C19 por el esomeprazol y/o su metabolito sulfona. El esomeprazol se elimina completamente del plasma entre dosis sin tendencia a la acumulación durante la administración una vez al día. Los principales metabolitos de esomeprazol carecen de efecto sobre la secreción ácida gástrica. Casi el 80% de una dosis oral de esomeprazol se excreta como metabolitos en la orina y el resto, en las heces. En la orina se encuentra menos del 1% del fármaco original. Poblaciones especiales:Aproximadamente el 1%-2% de la población carece de enzima CYP2C19 funcional y se denominan metabolizadores lentos. En estos individuos, el metabolismo de esomeprazol es probablemente catalizado principalmente por CYP3A4. Tras la administración repetida una vez al día de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva concentración plasmática-tiempo fue aproximadamente un 100% mayor en los metabolizadores lentos que en sujetos con una enzima CYP2C19 funcional (metabolizadores rápidos). Las concentraciones plasmáticas máximas medias aumentaron en aproximadamente un 60%. Estos hallazgos no tienen implicaciones en la posología de esomeprazol. Geriatría:El metabolismo de esomeprazol no se modifica significativamente en sujetos entre 71 y 80 años de edad. Pediatría:La farmacocinética de esomeprazol no se ha estudiado en menores de 18 años. Género:Tras una dosis única de 40 mg de esomeprazol, el área media bajo la curva concentración plasmática-tiempo es aproximadamente un 30% mayor en mujeres que en varones. No se ha observado diferencia entre sexos tras la administración repetida una vez al día. Estos hallazgos no tienen implicaciones en la posología de esomeprazol. Disfunción hepática:El metabolismo de esomeprazol en pacientes con disfunción hepática de leve a moderada puede alterarse. La tasa metabólica está disminuida en pacientes con disfunción hepática severa, originando una duplicación del área bajo la curva concentración plasmática-tiempo de esomeprazol. Por lo tanto, no se debe exceder de un máximo de 20 mg en pacientes con disfunción severa. Esomeprazol o sus metabolitos principales no muestran tendencia a acumularse con la administración una vez al día. Disfunción renal:No se han llevado a cabo estudios en pacientes con función renal disminuida. Partiendo de que el riñón es el responsable de la excreción de los metabolitos de esomeprazol pero no de la eliminación del fármaco precursor, no se espera que el metabolismo de esomeprazol cambie en pacientes con daño de la función renal.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play