MODURETIC

2896 | Laboratorio MSD

Descripción

Principio Activo: Hidroclorotiazida + amilorida,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Hidroclorotiazida y Clorhidrato de Amilorida, MSD.

Presentación

MODURETIC está disponible en tabletas de dos concentraciones y en solución de tres concentraciones distintas, para administración por vía oral.`MODURETIC tabletas: Cada tableta contiene 5 mg de clorhidrato de amilorida y 50 mg de hidroclorotiazida. Registro Sanitario INVIMA 2010 M-014693-R1. *MODURETIC tabletas de media potencia: Cada tableta contiene 2.5 mg de clorhidrato de amilorida y 25 mg de hidroclorotiazida, para ajustar la dosificación en pacientes hipertensos. *MODURETIC solución estándar: Cada 5 ml (una cucharadita) de la solución equivalen a una tableta de MODURETIC. Se recomienda emplear una cuchara graduada (5 ml) o un vaso calibrado. *MODURETIC solución concentrada: Cada 2.5 ml de la solución equivalen a una tableta de *MODURETIC. Cada frasco va acompañado de un gotero graduado. *MODURETIC solución de media potencia: Cada 10 ml (dos cucharaditas) de la solución equivalen a una tableta de MODURETIC. Se recomienda emplear una cuchara graduada (5 ml) o un vaso calibrado. *Presentaciones no disponibles en Colombia.

Indicaciones

MODURETIC está indicado en los casos en que se sospecha o se prevé una pérdida excesiva de potasio. Por su combinación de clorhidrato de amilorida e hidroclorotiazida, MODURETIC minimiza la posibilidad del desarrollo de una excesiva pérdida de potasio en los pacientes sometidos a diuresis intensa por periodos prolongados. Por incluir el componente ahorrador de potasio clorhidrato de amilorida, MODURETIC está especialmente indicado en aquellas condiciones en las que es particularmente importante el efecto positivo sobre el balance del potasio. MODURETIC se puede emplear solo o como coadyuvante de otros medicamentos antihipertensivos en enfermedades como: Hipertensión arterial. Edema de origen cardiaco. Cirrosis hepática con ascitis y edema.

Dosificación

Consideraciones generales sobre la dosificación: MODURETIC está disponible para uso oral en tabletas de dos concentraciones y en solución de tres concentraciones (ver Presentación). Las siguientes dosificaciones se refieren al empleo de las tabletas. Se pueden administrar dosificaciones equivalentes con alguna de las tres soluciones disponibles (ver Presentacion). Hipertensión arterial: La dosis usual es una tableta de MODURETIC (equivalente a dos tabletas de MODURETIC de media concentración), dado una vez al día o en varias dosis. Algunos pacientes pueden necesitar solamente una tableta de MODURETIC de media concentración una vez al día (equivalente a media tableta de MODURETIC. Edema de origen cardiaco: Se puede iniciar la administración de MODURETIC con una tableta al día. Esta dosificación se puede aumentar si es necesario, pero no debe exceder a las 2 tabletas diarias. La dosificación óptima está determinada por la respuesta diurética y por la concentración sérica de potasio. Una vez que la diruesis inicial se ha iniciado, se debe tratar de reducir la dosificación para el tratamiento de mantenimiento. La terapia de mantenimiento se debe realizar de manera intermitente. Cirrosis hepática con ascitis(Ver Precauciones). El tratamiento debe ser iniciado con una dosis baja de MODURETIC (una tableta una vez al día). Si es necesario, se puede aumentar gradualmente la dosificación hasta obtener una diuresis eficaz. La dosis no debe exceder las 2 tabletas diarias. Las dosis de mantenimiento pueden ser menores que las requeridas para iniciar la diuresis; por lo tanto, se debe intentar reducir la dosis diaria una vez que se haya estabilizado el peso del paciente. En los pacientes cirróticos es especialmente deseable la reducción gradual del peso corporal, para disminuir la posibilidad de reacciones desfavorables relacionadas con el tratamiento diurético.

Contraindicaciones

Hiperpotasemia (definida como >5.5 mEq/l): Administración concomitante de otros medicamentos ahorradores de potasio o de suplementos de potasio (ver Precauciones). Insuficiencia renal (anuria, insuficiencia renal aguda, enfermedad renal progresiva severa, nefropatia diabética; ver también Precauciones). Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto o a otros fármacos derivados de las sulfonamidas.

Reacciones Adversas

Reacciones de sensibilidad: Se ha informado que el uso de tiazidas puede exacerbar o activar el lupus eritematoso sistémico. Uso en el embarazo: El uso rutinario de diuréticos en mujeres embarazadas sanas con o sin edema leve no está recomendado y expone a la madre y al feto a un riesgo innecesario. Los diuréticos no previenen el desarrollo de la toxemia del embarazo, y no hay pruebas satisfactorias de que sean útiles en el tratamiento de ésta. Las tiazidas atraviesan la barrera placentaria y aparecen en la sangre del cordón umbilical. Por lo tanto, el empleo de MODURETIC cuando exista o se sospeche la presencia de embarazo requiere que los beneficios del fármaco sopesen los posibles riesgos para el feto. Estos riesgos incluyen ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia y, posiblemente, otras reacciones adversas que han ocurrido en adultos. Madres lactantes: Las tiazidas aparecen en la leche materna. Si se considera indispensable administrar el medicamento el paciente debe dejar de amamantar. Uso en niños: No se ha determinado el empleo de clorhidrato de amilorida en niños, por lo que no se recomienda administrar MODURETIC a pacientes de edad pediátrica.

Precauciones

Hiperpotasemia: Se ha observado hiperpotasemia (concentración sérica de potasio mayor a 5.5 mEq/l) en pacientes que recibieron clorhidrato de amilorida solo o coadministrado con otros fármacos diuréticos. La hiperpotasemia, ha sido observada particularmente en pacientes de edad avanzada y en pacientes hospitalizados con cirrosis hepática o edema cardiaco que tenían alteraciones renales comprobadas, estaban seriamente enfermos o recibían tratamiento diurético intenso. Estos pacientes deben ser monitoreados cuidadosamente para evidenciar signos clínicos, de laboratorio y electrocardiográficos de hiperpotasemia. Se han reportado algunas muertes en este grupo de pacientes. No se debe administrar potasio adicional ya sea en forma de medicamento o como una dieta rica en potasio al mismo tiempo que MODURETIC, excepto en casos de hipopotasemia intensa y/o refractaria. Si se administra potasio suplementario, se recomienda vigilar cuidadosamente la concentración sérica de potasio. Tratamiento de la hiperpotasemia: Si aparece hiperpotasemia en un paciente que está tomando MODURETIC, se debe suspender inmediatamente la administración del medicamento y, si es necesario, se deben tomar medidas activas para reducir la concentración de potasio en el plasma. Deterioro de la función renal: Cuando la depuración de la creatinina disminuye hasta menos de 30 mL/min, los diuréticos tiacídicos son ineficaces. Los pacientes con aumento en el nitrógeno ureico en sangre (BUN) superior a 30mg/100mL, con niveles de creatinina superiores a 1.5mg/ 100mL o con todos los valores ureicos en sangre superiores a 60mg/100mL, o con diabetes mellitus, no deben recibir MODURETIC sin una vigilancia cuidadosa y frecuente de las concentraciones de electrolitos en el suero y de nitrógeno ureico en la sangre. En presencia de daño renal, la adición de un agente inhibidor de la excreción urinaria de potasio acentúa la retención de éste y puede provocar la rápida aparición de hiperpotasemia. Desequilibrio electrólítico: Aunque la probabilidad de un desequilibrio electrolítico es menor con MODURETIC, se debe vigilar cuidadosamente la aparición de signos de desequilibrio hídrico y electrolítico, como hiponatremia, alcalosis hipoclorémica, hipopotasemia e hipomagnesemia. Es particularmente importante hacer determinaciones de electrolitos en el suero y en la orina cuando el paciente vomita mucho o esté recibiendo líquidos por vía parenteral. Los síntomas y signos de aviso del desequilibrio hídrico y electrolítico incluyen sequedad de boca, sed, debilidad, letargo, somnolencia, inquietud, convulsiones, confusión, dolores o calambres musculares, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia y trastornos gastrointestinales como náusea y vómito. Como cualquier otro diurético potente, la hidroclorotiazida puede provocar hipopotasemia, especialmente si la diuresis es brusca, cuando el tratamiento es prolongado, o cuando el paciente tiene cirrosis intensa. La hipopotasemia puede favorecer o exagerar la respuesta del corazón a los efectos tóxicos de la digital (por ejemplo, aumento de la irritabilidad ventricular). La hiponatremia inducida por diuréticos suele ser leve y asintomática. En unos cuantos pacientes la hiponatremia puede llegar a ser severa y sintomática. En tales pacientes se requiere atención inmediata y tratamiento apropiado. Las tiazidas pueden disminuir la excreción urinaria de calcio. Las tiazidas pueden causar aumentos intermitentes y ligeros del calcio sérico en ausencia de trastornos manifiestos del metabolismo del calcio. Las tiazidas se deben discontinuar antes de realizar pruebas de la función paratiroidea. Azotemia: La hidroclorotiazida puede precipitar o aumentar una AZOTEMIA. Efectos acumulativos del fármaco pueden desarrollarse en pacientes con deterioro de la función renal. Si durante el tratamiento de una enfermedad renal aumentan la azotemia y la oliguria, se debe suspender la administración del diurético. Enfermedad hepática: Las tiazidas se deben usar con precaución en pacientes con deterioro de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, pues alteraciones pequeñas del equilibrio hídrico y electrolítico pueden precipitar un coma hepático. Trastornos metabólicos: En algunos pacientes bajo tratamiento con tiazidas puede ocurrir hiperuricemia o precipitarse gota. Las tiazidas pueden alterar la tolerancia a la glucosa. El ajuste de la dosis de agentes antidiabéticos, incluyendo la insulina, puede ser requerido. El aumento del colesterol y de los triglicéridos puede estar asociado a la terapia con diuréticos tiacídicos. Para reducir el riesgo de hiperpotasemia en pacientes diabéticos o sospechosos de serlo, antes de iniciar el tratamiento con MODURETIC se debe conocer el estado de la función renal. La administración de MODURETIC se debe suspender por lo menos tres días antes de realizar una prueba de tolerancia a la glucosa. Se debe tener precaución al administrar medicamentos ahorradores de potasio a enfermos graves que pueden presentar acidosis respiratoria o metabólica, como los que padecen enfermedades cardiopulmonares o diabetes inadecuadamente controlada. Las variaciones del balance ácido-básico alteran el balance extracelular/intracelular del potasio, y el desarrollo de una acidosis puede acompañarse de un rápido aumento de la concentración sérica de potasio.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play