TRAVAD SOLUCION RECTAL

2350 | Laboratorio TECNOQUIMICAS

Descripción

Acción Terapéutica: Enemas

Composición

Cada 100 mL de TRAVAD® SOLUCIÓN RECTAL contiene 16 g de fosfato de sodio monobásico USP y 6 g de fosfato de sodio dibásico USP. Se ha añadido un agente antimicrobiano.

Presentación

TRAVAD® SOLUCIÓN RECTAL, bolsa plástica PVC por 133 mL de fosfato y bifosfato de sodio USP con cánula rectal prelubricada incorporada al sistema (Reg. San. No. INVIMA 2008 M-002067-R2).

Indicaciones

Evacuante intestinal.

Dosificación

En adultos se debe utilizar el contenido total de la bolsa y en niños, media bolsa o como lo indique el médico tratante. Vía de administración:Rectal.

Contraindicaciones

Síntomas de apendicitis y estados dolorosos e inflamatorios del aparato digestivo. No debe usarse en caso de presentar náuseas, vómito, dolor abdominal u otros síntomas de problemas digestivos sin consultar al médico. Evítese la prolongada retención del enema, especialmente en pacientes con afección del colon. El uso frecuente o prolongado de enemas puede ocasionar dependencia. Este producto sólo debe ser administrado bajo estricta vigilancia médica. No debe usarse concomitantemente con otros laxantes.

Reacciones Adversas

Han sido descritas arritmias graves con alteraciones del intervalo QT asociadas a trastornos de los electrolitos. Es frecuente el reporte de mareos, cefalea, convulsiones, distensión abdominal (47%), náuseas (37%), dolor abdominal (30%), vómito (10%), úlceras aftosas (3%). En menor grado se ha descrito nefropatía aguda por fosfato, insuficiencia renal aguda, nefrocalcinosis, insuficiencia renal, necrosis tubular renal. Han sido descritas reacciones de hipersensibilidad severas incluyendo anafilaxia, broncoespasmo, disfagia, disnea, parestesias, edema faríngeo, prurito, opresión en la garganta, urticaria e hinchazón de la cara, los labios y la lengua.

Farmacocinética

El mecanismo de absorción de los fosfatos a nivel intestinal implica el transporte activo de este anión. Se estima que la absorción de la carga de fosfatos que llega a la circulación sistémica es aproximadamente el 60% de la dosis. El exceso de fosfatos es excretado por vía renal (principalmente en los túbulos proximales) rápidamente en pacientes sin alteración de la función renal. Los estudios de los niveles séricos de Fósforo y Calcio han evidenciado que estos cambios no persisten por más de 48 horas después de la segunda dosis y se considera que la hipocalcemia leve asociada en algunos pacientes (con una reducción entre 0,1 a 0,2 mEq/mL) no resulta en síntomas que puedan poner en peligro a los pacientes.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play