NEUGERON

2768 | Laboratorio BAGO

Descripción

Principio Activo: Carbamazepina,
Acción Terapéutica: Antiepilépticos

Composición

Cada tableta contiene carbamazepina 200mg.

Presentación

NEUGERON® 200mg, caja con 20 y 40 tabletas (Reg. San. No. INVIMA 2009M-012529 R1).

Indicaciones

La carbamazepina es un fármaco que en la actualidad tiene amplio uso en el tratamiento de la epilepsia. No tiene una estructura química semejante a la de los antiepilépticos clásicos, por eso se la empleó primero para el tratamiento de la neuralgia del trigémino y del glosofaríngeo así como las otras neuralgias de tipo periférico, porque su estructura tiene más relación con los antidepresivos tricíclicos como la imipramina. Su perfil farmacológico es muy similar al de la difenilhidantoína. Manía y tratamiento profiláctico de la enfermedad maniaco depresiva. En epilepsia es un antiepiléptico útil en el tratamiento de epilepsia parcial compleja (psicomotora y del lóbulo temporal) y en epilepsia generalizada (crisis tónico clónicas). Puede ser efectiva en casos refractarios a otros agentes.

Dosificación

Epilepsia:siempre que sea posible, recurrir a monoterapia. Conviene administrar posología individual progresiva, para averiguar la dosis óptima, puede ser útil determinar el nivel plasmático que usualmente está entre 4-12mcg/ml. Cuando un tratamiento antiepiléptico se continúe con este fármaco, la dosis de la medicación anterior se reducirá gradualmente. Adultos:200mg/día en 2 tomas incrementando 100mg/día cada 5 días, hasta llegar a una dosis de 800 a 1800mg/día en 2 a 3 tomas. Niños:iniciar con 5mg/kg/día en 2 a 3 tomas, incrementando 5mg/kg/día cada semana hasta llegar a una dosis de 10 a 30mg/kg/día en 2 a 3 tomas. Manía y profilaxis de la enfermedad maniaco-depresiva:400-1600mg/día. Dosis usual:400-600mg/día repartidos en 2-3 tomas. Dosis máxima, 1,6g/día. Neuralgia del trigémino:dosis inicial, 200-400mg/día, aumentando progresivamente hasta instaurar la analgesia (usualmente con 200mg/6-8 h). Posteriormente, reducir gradualmente la dosis hasta la mínima eficaz. Ancianos o pacientes hipersensibles:iniciar el tratamiento con 100mg/12 h. Dosis habitual de mantenimiento, 400-800mg/día.

Contraindicaciones

Insuficiencia renal o hepática. Hipersensibilidad a los compuestos tricíclicos, tales como amitriptilina, desipramina, imipramina, entre otros. No se administre simultáneamente con IMAO ni alcohol. No se administre durante el embarazo y la lactancia a menos que sea estrictamente necesario. Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia:no deberá utilizarse durante el primer trimestre del embarazo y posteriormente; sólo en aquellas pacientes en quienes se haya evaluado el factor riesgo/beneficio. No deberá ser administrada en la lactancia por el riesgo de toxicidad al lactante.

Reacciones Adversas

Se pueden presentar efectos gástricos (malestar estomacal, anorexia, náusea y vómitos), otros efectos dependen de la dosis o la idiosincrasia del paciente (anemia aplástica, ictericia, púrpura, síndrome de Stevens-Johnson, dermatitis exfoliativa y un síndrome parecido al lupus eritematoso que es reversible). Se observa nistagmus a concentraciones plasmáticas de 15 microgramos por ml, sin embargo, pueden existir cefalea, alteraciones del equilibrio y visuales en un 50% de los pacientes cuyas concentraciones séricas son de 8,5 - 10mcg/ml. A concentraciones de 20 - 25mcg/ml se presentan sedación, letargo y aumento de la crisis. Se han reportado muertes por aplasia medular y por los efectos cardiovasculares que incluyen, hipertensión, tromboflebitis, insuficiencia ventricular izquierda y colapso cardiovascular. En terapias a largo plazo se ha observado retención de agua en espacios extracelulares encontrándose a nivel plasmático osmolaridad baja y disminución de la concentración de sodio.

Precauciones

Al inicio del tratamiento o al irse incrementando las dosis, puede haber disminución de la velocidad de los reflejos, situación que puede poner en riesgo al paciente que maneje vehículos automotores o máquinas de precisión. Antes de iniciar la terapia con NEUGERON® debe existir una biometría hemática normal que incluya recuento de plaquetas, y si está anormal, no deberá iniciarse el tratamiento, pues la carbamazepina induce anemia aplástica; una vez iniciada la terapia con NEUGERON®, deberá efectuarse biometría hemática completa cada semana durante el primer mes, cada 15 días durante el segundo mes, y si el tratamiento se prolonga deberá efectuarse una mensualmente. Adminístrese con precaución en pacientes con glaucoma, enfermedad cardiovascular y pacientes con trastornos sanguíneos.

Farmacocinética

La farmacocinética de la carbamazepina es compleja, está influenciada por su limitada solubilidad acuosa y su capacidad de inducir su propio metabolismo hepático. Después de su administración oral se absorbe con lentitud, alcanzando concentraciones plasmáticas máximas a las 4-8 horas después de su ingestión; sin embargo, estas concentraciones pueden tardar hasta 24 horas en alcanzarse si la dosis es grande. Tiene una vida media de 15 horas, siendo los niveles plasmáticos necesarios para su actividad anticomicial de 4 a 10 microgramos/ml, aunque se cita la presencia de efectos adversos en el SNC al haber concentraciones por arriba de 9mcg/ml. Se distribuye rápidamente en los tejidos, principalmente líquido cefalorraquídeo y en el cerebro, también en hígado, corazón y pulmones; su fijación a las proteínas plasmáticas es de 75%, siendo las concentraciones en líquido cefalorraquídeo correspondientes a la concentración de carbamazepina libre, terapéuticamente activa en plasma. Su volumen de distribución es de 1,4 ± 0,4 l/kg. Se metaboliza en el hígado donde da origen a varios metabolitos. El predominante es el 10, 11-epóxido, alcanza 50% de su concentración en plasma y cerebro especialmente con el uso concomitante de fenitoína y fenobarbital. El 10, 11-epóxido, se metaboliza a su vez en compuestos inactivos que se excretan por la orina como glucurónidos en su mayor parte. La carbamazepina se inactiva por conjugación o hidroxilación. Menos del 3% de la misma aparece intacta en la orina o como epóxido. Administrada por vía oral, su biodisponibilidad es del 75 al 85%. Son dos las formas generales en que la carbamazepina puede abolir o atenuar una crisis, la primera es la reducción de la descarga excesiva de las neuronas patológicamente alteradas y la segunda, es por medio de limitar la difusión de la excitación desde los focos e impedir la detonación e interrupción de la función de grupos normales de neuronas. Al parecer estos mecanismos son debidos a la activación de los circuitos inhibitorios GABA-érgicos que se producen en muchas regiones del SNC, pero no se ha podido identificar cuáles neurotransmisores inhibitorios funcionan en el sistema como explicación. Se han postulado algunos mecanismos; uno de ellos consiste en que la carbamazepina aumenta las descargas de las neuronas norepinefrínicas en frecuencia y esto contribuiría a sus acciones antiepilépticas. El otro mecanismo se refiere a la inhibición de la fijación de análogos de la adenosina en las membranas celulares del encéfalo en forma parcial por parte de la carbamazepina; la adenosina puede ejercer potentes efectos inhibitorios pre y post-sinápticos sobre las neuronas, sin embargo, no se ha podido deducir con exactitud el papel de la carbamazepina sobre los receptores de la adenosina en sus efectos antiepilépticos. A dosis terapéuticas disminuye el umbral de estimulación de nervios periféricos y deprime los potenciales sinápticos de neuronas del núcleo del trigémino.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play