CYLATRON

4625 | Laboratorio MSD

Descripción

Acción Terapéutica: Antivirales

Composición

Peg-Interferón alfa-2b.

Presentación

CYLATRON (PegInterferón alfa-2b) está disponible en las siguientes concentraciones: 200 mg, 300 mg y 600 mg en caja por 1 vial de vidrio tipo I de 2 mL, más un vial con agua para inyección, más 2 jeringas con aguja, incluye inserto ó en caja por 4 viales de vidrio tipo I de 2 mL, más 4 viales con agua para inyección, más 8 jeringas con aguja, incluye inserto. CYLATRON® 200 mcg Registro Sanitario No. INVIMA 2012M -0013325. CYLATRON® 300 mcg Registro Sanitario No. INVIMA 2012M-0013075. CYLATRON® 600 mcg Registro Sanitario No. INVIMA 2012M-0013441.
.

Indicaciones

CYLATRON está indicado con tratamiento adyuvante en pacientes con melanoma estadío III microscópico con compromiso ganglionar no palpable.

Dosificación

Premedicación en pacientes con Melanoma:Se recomienda premedicación con acetaminofén 500-1000 mg vía oral 30 minutos antes de la primera dosis de CYLATRON. Puede continuarse Acetaminofén 500-650 mg cada 4 a 6 horas según sea necesario pero sin exceder 3000 mg/día. Dosis recomendada en melanoma para inducción y mantenimiento:La dosis recomendada en melanoma de CYLATRON es de 6 mcg/kg/semana vía subcutánea por 8 semanas (fase de inducción) seguida por 3 mcg/kg/semana vía subcutánea (fase de mantenimiento) para una duración total del tratamiento planeada de 5 años. El volumen de CYLATRON a ser inyectado dependerá del peso del paciente. Modificación de la dosis:









Uso en poblaciones especiales: Insuficiencia renal:Los pacientes con insuficiencia renal severa o con depuración de creatinina < 50 ml/min, no deben ser tratados con CYLATRON (ver Contraindicaciones). Se recomienda evaluar la función renal en todos los pacientes antes de la administración de CYLATRON. Los pacientes con insuficiencia renal moderada deben ser monitorizados estrechamente, y la dosis de CYLATRON debe reducirse si es apropiado médicamente. Si la creatinina sérica se encuentra >2 mg/dl, la inyección de CYLATRON debe ser descontinuada (ver Contraindicaciones). CYLATRON no ha sido estudiado en pacientes con insuficiencia renal a las dosis utilizadas para el tratamiento de melanoma. Insuficiencia hepática:La eficacia y seguridad de la terapia con PegInterferón alfa-2b no han sido evaluadas en pacientes con disfunción hepática severa, por lo tanto CYLATRON no se debe administrar a estos pacientes. Pacientes?65 años de edad:Al parecer no existen efectos relacionados con la edad sobre la farmacocinética de CYLATRON. Sin embargo, tal como ocurre con los pacientes jóvenes, la función renal debe ser determinada antes de la administración de CYLATRON. Los datos en pacientes ?65 años de edad tratados con una dosis única de CYLATRON sugieren que no se requiere modificar la dosis con base en la edad. En el estudio piloto de melanoma, la seguridad y eficacia de CYLATRON fue evaluada en 64 pacientes mayores de 65 años de edad Pacientes menores de 18 años de edad:La seguridad y eficacia de CYLATRON en estos pacientes no han sido evaluadas. No se recomienda administrar CYLATRON en niños o adolescentes menores de 18 años de edad. Preparación y administración:CYLATRON se presenta como un polvo de PegInterferón alfa-2b en concentraciones de 200, 300 ó 600 mg para dosis única. Antes de su reconstitución CYLATRON aparece como un sólido blanco en forma de tableta, entero, en pedazos, o como un polvo blanco. Cada ampolla debe ser reconstituida con 0,7 ml del diluyente (agua estéril para inyección) y se pueden aplicar hasta 0,5 ml de la solución. Para reconstituir el CYLATRON polvo para inyección, use una jeringa estéril con aguja, inyecte 0,7 ml del solvente Lentamente en la ampolla de CYLATRON polvo para inyección dirigiéndolo a la pared de vidrio de la ampolla. Es mejor no dirigir el solvente directamente al sólido o al polvo dentro de la ampolla o inyectar el líquido rápidamente, ya que esto causa una mayor cantidad de burbujas. La solución se vera turbia o con burbujas por algunos minutos. Mezcle el contenido de la ampolla suavemente para completar la disolución del polvo. No lo agite, solo voltee la ampolla suavemente de arriba hacia abajo. El contenido debe estar ahora totalmente disuelto. Una vez la solución se haya asentado y todas las burbujas hayan desaparecido, usted debe tener una solución transparente con un pequeño anillo de burbujas diminutas en el borde superior. La dosis apropiada puede ser ahora obtenida con una jeringa estéril e inyectada. Una pequeña cantidad de la solución se pierde durante la medición y preparación de CYLATRON en polvo. Es por esto que cada unidad contiene un exceso de diluyente y de CYLATRON Polvo para asegurar la dosis recomendada de 0,5 ml de CYLATRON inyección. La presentación marcada estará contenida en los 0,5 ml de la solución reconstituida. La solución reconstituida para cada una de las presentaciones tendrá una concentración de 200 mg/0,5 ml, 300 mg/0,5 ml ó 600 mg/0,5 ml. Como para todos los medicamentos parenterales, se debe inspeccionar visualmente la solución reconstituida antes de su administración. No se debe utilizar si presenta cambios de color. Deseche cualquier material no utilizado después de su apertura. CYLATRON no se debe mezclar con otros medicamentos inyectables. Estabilidad de la solución reconstituida:La estabilidad química y física de la solución reconstituida ha sido demostrada por 24 horas entre 2 y 8 °C. Desde el punto de vista microbiológico, el producto reconstituido debe ser utilizado inmediatamente. Si no se utiliza inmediatamente, los tiempos y condiciones de almacenamiento previos al uso son de responsabilidad del usuario y normalmente no serán mayores de 24 horas entre 2 y 8 °C.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la sustancia activa, a cualquier Interferón o a cualquiera de los excipientes; Mujeres en embarazo. Hepatitis autoinmune o antecedentes de enfermedad autoinmune; Enfermedad hepática descompensada o insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 50 ml/min).

Reacciones Adversas

La seguridad de CYLATRON fue evaluada en un estudio clínico aleatorizado controlado de 1256 pacientes con melanoma estadio III. En este estudio el tratamiento planeado con CYLATRON tuvo dosis y duración mayores con relación a las planeadas en estudios de hepatitis C. En los pacientes aleatorizados a CYLATRON, 97% de los pacientes en el grupo de tratamiento (n=267) reportaron eventos adversos de cualquier severidad en cualquier momento. Los siguientes eventos adversos fueron reportados en >10% de los pacientes tanto en la fase de mantenimiento como en la fase de inducción: fatiga, mialgia, cefalea, depresión, pirexia, anorexia, nausea, artralgia, escalofrío, reacción en el sitio de la inyección, somnolencia, diarrea, rash exfoliativo, disgeusia, alopecia, vómito, anormalidades en las pruebas de función hepática y niveles de fosfatasa alcalina y parosmia. Parestesia y bilirrubinas fueron también reportadas en más de 10% de los pacientes en la fase de mantenimiento. Los únicos eventos adversos grado 3 reportados en >10% fueron fatiga y pruebas de función hepática anormales, y no hubo reportes de eventos adversos grado 4 en >10% de los pacientes. 38% de los pacientes aleatorizados a CYLATRON reportaron uno o más eventos adversos grado 3, mientras que el 9% reportaron uno o más eventos adversos grado 4. 29% de los pacientes con melanoma que recibieron CYLATRON reportaron uno o más eventos adversos que se asociaron a la descontinuación del tratamiento. 16% fueron asociados con eventos adversos grado 3 y 4. Los eventos adversos comúnmente asociados con descontinuación del tratamiento fueron fatiga (25%), depresión (16%), anorexia (14%), náusea (12%), pruebas de función hepática anormales (12%), mialgia (12%), cefalea (12%) y pirexia (10%). En la mayoría de pacientes que experimentaron un primer episodio de fatiga moderada a severa, depresión o pruebas de función hepática anormales, el evento ocurrió en los primeros cuatro meses de tratamiento. Luego del cuarto mes, no hubo evidencia sugestiva de tiempo acumulado o efecto de dosis que desencadenara inicio tardío de fatiga, depresión o pruebas de función hepática anormales. Entre los pacientes que permanecieron en tratamiento con CYLATRON por 6 meses o más, la incidencia acumulada de fatiga moderada a severa, depresión y pruebas de función hepática anormales generalmente disminuyó con un leve incremento entre os 6 y 36 meses. La proporción total de tiempo bajo tratamiento durante el cual los pacientes experimentaron fatiga grado 2 o mayor disminuyó sustancialmente en pacientes que continuaron el tratamiento por más de un año. Los eventos adversos de especial interés reportados en pacientes que recibieron CYLATRON son los siguientes: fatiga de cualquier severidad fue reportada en 6% como evento adverso serio. Fatiga grado 3 fue reportada en 14% de los pacientes y grado 4 comúnmente reportada en 1% de los pacientes. Depresión grado 3 fue reportada en 6% y grado 4 en un único paciente ( < 1%). Alteraciones cardíacas fueron reportadas como eventos adversos serios asociadas con descontinuación del estudio, en 2% de los pacientes. 3% de los pacientes reportaron uno o más eventos adversos de cualquier grado relacionados con alteraciones cardiacas. Otros eventos adversos médicamente significativos que fueron reportados en menos del 5% de los pacientes con melanoma incluyeron anemia, neutropenia, neutropenia febril, leucopenia, trombocitopenia, linfadenopatía, linfedema, conjuntivitis, ojo seco, visión borrosa, disminución de la agudeza visual, trombosis de la vena retiniana, hipertiroidismo, hipotiroidismo, dismenorrea, hiperglicemia, hipernatremia, hipertrigliceridemia, hipocalemia, gota, boca seca, estomatitis, constipación, edema (generalizado, localizado o periférico), infección, infección de la piel, celulitis, erisipela, infección micótica, infección viral, absceso, gastroenteritis, colitis, pancreatitis, tos, nasofaringitis, pneumonía, debilidad muscular, dolor musculoesquelético, agitación, irritabilidad, ansiedad, insomnio, trastornos de la líbido, disfunción eréctil, pérdida de conciencia, neuropatía motora periférica, alteración del habla, síncope, tremor, desilusión, halucinación, perdida auditiva, vértigo, parálisis facial, dolor torácico, hipertensión, proteinuria, piel seca, eccema, hiperhidrosis, hiperqueratosis, alteraciones de la pigmentación, prurito, flushing, fotosensibilidad, empeoramiento de psoriasis existente, rash y fenómeno de Raynaud. Pacientes geriátricos:100 y 44 pacientes mayores de 65 años fueron incluidos en la población a tratar. Con las excepciones anotadas, los pacientes mayores de 65 años en el grupo de tratamiento con CYLATRON (n=64) no reportó eventos adversos en una frecuencia tan alta comparados con la población joven. Los pacientes mayores de 65 años tuvieron una mayor incidencia de niveles de fosfatas alcalina, disgeusia, mialgia, parosmia y vómito. Los pacientes menores de 65 años tendieron a reportar escalofríos, diarrea, celfalea, rash exfoliativo y parestesia más frecuentemente. Reportes post-mercadeo:eventos raramente reportados con interferón alfa 2b incluyen convulsiones, pancreatitis, hipertrigliceridemia, arritmia, diabetes y neuropatía periférica.

Precauciones

Psiquiatría y Sistema Nervioso Central (SNC):Efectos severos sobre el SNC, particularmente depresión, ideación suicida e intento de suicidio han sido observados, en algunos pacientes durante la terapia con CYLATRON. Otros eventos incluyendo comportamiento agresivo, confusión y alteraciones del estado mental han sido observados con alfa Interferón. Estupor significativo y coma, incluyendo casos de encefalopatía, se han observado en algunos pacientes, usualmente ancianos, tratados con las dosis más altas de interferón alfa-2b. Aunque estos efectos usualmente son reversibles, en algunos pacientes la resolución completa tardó hasta tres semanas. Muy raramente se han observado convulsiones con dosis altas de PegIntron. Si los pacientes desarrollan problemas psiquiátricos o del SNC, incluyendo depresión clínica, se recomienda que el paciente sea monitorizado cuidadosamente debido al serio potencial de estos efectos indeseables. Si los síntomas persisten o empeoran, se debe suspender la terapia con CYLATRON. Los pacientes que desarrollan fatiga, somnolencia o confusión durante el tratamiento con CYLATRON deben ser advertidos de evitar conducir u operar maquinaria. Sistema Cardiovascular:Al igual que con Interferón alfa, los pacientes con historia de insuficiencia cardiaca congestiva, infarto del miocardio y/o arritmias previas o actuales, que reciben terapia con CYLATRON requieren un monitoreo muy de cerca. Se recomienda practicar a los pacientes que tienen anormalidades cardíacas preexistentes, un electrocardiograma antes y durante el curso del tratamiento. Arritmias cardíacas (principalmente supraventriculares) usualmente responden a la terapia convencional pero pueden requerir la suspensión de la terapia con CYLATRON. Hipersensibilidad aguda:Reacciones de hipersensibilidad aguda (p. Ej. urticaria, angiodema, broncoconstricción, anafilaxia) han sido observadas, en rara oportunidades, durante la terapia con Interferón alfa-2b. Si se desarrolla tal reacción durante el tratamiento con CYLATRON, se debe suspender el tratamiento e instituir inmediatamente terapia médica apropiada. Los exantemas transitorios no requieren suspender el tratamiento. Función hepática:Como con cualquier Interferón, se debe descontinuar el tratamiento con CYLATRON en pacientes con signos de descompensación hepática. Función renal:Los pacientes con alteración de la función renal deben ser monitorizados de cerca por signos y síntomas de toxicidad. CYLATRON no debe ser utilizado en pacientes con falla renal crónica o con una depuración de creatinina < 50 ml/min (ver Contraindicaciones). Rechazo de trasplante de hígado/riñón:Datos preliminares indican que la terapia con Interferón alfa puede asociarse a una tasa aumentada de rechazo de trasplante renal. Rechazo de trasplante hepático también ha sido reportado pero una asociación causal con la terapia con interferón alfa no se ha establecido. Fiebre:Aunque la fiebre se puede asociar con síndrome gripal ¨Flu-Like¨ informado frecuentemente durante la terapia con Interferón, se deben descartar otras causas de fiebre persistente. Hidratación:Se debe mantener una adecuada hidratación en los pacientes que estén bajo tratamiento con CYLATRON; debido a que se ha observado en algunos pacientes hipotensión asociada con depleción de líquidos en algunos pacientes tratados con alfa Interferones. Cambios Pulmonares:Se han observado rara vez infiltrados pulmonares, neumonitis y neumonía que ocasionalmente resultaron en fatalidad en pacientes tratados con Interferón alfa. A cualquier paciente que desarrolle fiebre, tos, disnea o cualquier otro síntoma respiratorio debe tomársele una radiografía de tórax. Si la radiografía muestra infiltrados pulmonares, o si hay evidencia de alteración de la función pulmonar, el paciente debe ser monitorizado de cerca. Si es apropiado, se debe descontinuar la inyección de CYLATRON. La suspensión pronta de la terapia y el tratamiento con corticoesteroides aparentemente se asocia con la resolución de los eventos adversos pulmonares. Enfermedades Autoinmunes:El desarrollo de autoanticuerpos se ha reportado durante el tratamiento con alfa Interferones. Las manifestaciones clínicas de enfermedad autoinmune durante la terapia con Interferón pueden ocurrir de manera más frecuente en pacientes predispuestos a desarrollar enfermedades autoinmunes. Cambios oculares:Alteraciones oftalmológicas, incluyendo hemorragias a nivel de la retina, exudados algodonosos y obstrucción de arteria o vena retinianas han sido informados en raros casos después del tratamiento con Interferón alfa (ver Eventos Adversos). Todos los pacientes deben tener un examen oftalmológico de base. Cualquier paciente que refiera disminución o pérdida de la agudeza visual o del campo visual debe ser sometido rápidamente a un examen oftalmológico completo. Como estos eventos oculares pueden ocurrir en conjunto con otros estados de enfermedad, se recomienda un examen visual previo al inicio de la terapia con CYLATRON en pacientes con diabetes mellitus o hipertensión. Se debe considerar la suspensión de CYLATRON en caso de que cualquier desorden oftalmológico aparezca nuevamente o haya un empeoramiento de un desorden oftalmológico previo. Cambios Tiroideos:Los niveles de hormona estimulante del tiroides (TSH) deben ser determinados si durante el curso de una terapia, el paciente desarrolla síntomas consistentes con posible disfunción tiroidea. En la presencia de disfunción tiroidea, la inyección de CYLATRON puede continuar si los valores de TSH se mantienen en el rango normal con tratamiento medicamentoso. Desórdenes Metabólicos:Se ha observado hipertrigliceridemia o empeoramiento de la misma, en algunos casos severos. Por lo tanto se recomienda monitoreo de los niveles de lípidos. Otros:Debido a informes de que el Interferón alfa-2b, exacerba la psoriasis o la sarcoidosis preexistente, el uso de CYLATRON en pacientes con psoriasis se recomienda únicamente si el beneficio justifica el riesgo potencial. Exámenes de laboratorio:Examen hematológico estándar, química sanguínea y exámenes de función tiroidea se recomiendan en todos los pacientes antes y periódicamente durante el tratamiento con CYLATRON. Los valores básales aceptables y que pueden ser considerados como guía, son: Plaquetas ?100.000/mm3, conteo de neutrófilos ?1.500/mm3. El nivel de hormona estimulante del tiroides (TSH) debe estar dentro de los límites normales. En pacientes con melanoma valores adicionales deben ser considerados antes del inicio: AST/ALT < 2 veces el límite superior normal. Evaluaciones de laboratorio deben ser realizadas en las semanas 2 y 8 de tratamiento y periódicamente cada 6 meses si es clínicamente apropiado. Efectos en la habilidad para conducir y manejar maquinaria:Los pacientes que desarrollen fatiga, somnolencia o confusión durante el tratamiento con CYLATRON deben ser advertidos para evitar conducir o manejar maquinaria pesada. Transplantes:En pacientes receptores de hígado u otros órganos transplantados no han sido estudiadas. Los datos preliminares indican que la terapia con Interferón alfa puede estar asociada con un aumento en el rechazo de riñón transplantado. El rechazo de hígado transplantado también ha sido reportado, pero no se ha establecido una asociación causal hasta el momento.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play