CLARITROMICINA LA SANTE

1462 | Laboratorio LA SANTE GEN.

Descripción

Principio Activo: Claritromicina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada Tableta de CLARITROMICINA LA SANTE® contiene 500 mg de claritromicina. Cada 5 ml de CLARITROMICINA LA SANTE® Suspensión contiene 250 mg de claritromicina.

Presentación

CLARITROMICINA LA SANTE® Tabletas de 500 mg, caja por 10 (Reg. San. INVIMA 2005M-003442-R1). CLARITROMICINA LA SANTE® Suspensión 250 mg/5 ml, frasco por 50 ml (Reg. San. INVIMA 2006M-004412-R1).

Indicaciones

CLARITROMICINA LA SANTE® está indicada en el tratamiento de las infecciones causadas por gérmenes sensibles a la claritromicina.

Dosificación

En adultos, la dosis habitual de claritromicina es de 250 mg vía oral cada 12 horas, que puede incrementarse a 500 mg vía oral cada 12 horas según la infección y el criterio médico. La duración usual del tratamiento es de 5 a 10 días dependiendo de la situación clínica particular. Para la erradicación de H. pylori, se puede administrar claritromicina en dosis de 500 mg vía oral cada 12 horas, dentro de un régimen triconjugado que incluye la administración de otro antibiótico (p. ej., 1 g de amoxicilina, 2 veces al día) y un inhibidor de la bomba de protones 2 veces al día, durante 10 días. En niños, la dosis recomendada de CLARITROMICINA LA SANTE® Suspensión es de 7,5 mg/kg cada 12 horas, sin sobrepasar 500 mg cada 12 horas.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a la claritromicina, eritromicina u otro macrólido o a cualquiera de los componentes del medicamento, embarazo, lactancia. Considerar riesgo-beneficio y administrar con precaución en pacientes con alteración de la función hepática.

Reacciones Adversas

Las reacciones adversas son de naturaleza leve, transitoria y generalmente no obligan a suspender la terapia. Los efectos adversos más frecuentemente reportados son: Náuseas, vómito, diarrea, dispepsia, gastritis, dolor abdominal y cefalea. Al igual que otros macrólidos, se puede presentar otras alteraciones gastrointestinales (anorexia, heces blandas, dispepsia, malestar abdominal), alteraciones del gusto, estomatitis, glositis, coloración de los dientes, ictericia colestática, hepatitis, reacciones alérgicas (incluyendo prurito, rash, fotosensibilidad, urticaria, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y anafilaxis), alteraciones del sistema nervioso (ansiedad, vértigo, insomnio, alucinaciones, psicosis, confusión), pérdida reversible de la audición, hipoglicemia, trombocitopenia y raramente, nefritis intersticial e insuficiencia renal. Se ha reportado prolongación del intervalo QT y torsade de pointes. También se han reportado casos de opacidad corneal reversible al interrumpir el tratamiento, pancreatitis, vasculitis leucocitoclástica, púrpura trombocitopénica y fiebre.

Precauciones

Aunque es raro, el médico debe tener presente que existe el riesgo de que se presenten reacciones de hipersensibilidad graves y potencialmente mortales. Al igual que ocurre con otros antibióticos, se pueden producir modificaciones de la flora bacteriana normal y conducir a sobreinfecciones. Se debe administrar con precaución y realizar una evaluación del riesgo/beneficio en pacientes con alteraciones hepáticas y/o renales.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play