ZANTAC

4874 | Laboratorio GLAXOSMITHKLINE

Descripción

Principio Activo: Ranitidina,
Acción Terapéutica: Antiulcerosos y antisecretores

Composición

En todas las presentaciones, la ranitidina se encuentra presente como clorhidrato. Jarabe: 150 mg de ranitidina en 10 ml. Tabletas: 150 mg ó 300 mg de ranitidina. Tabletas efervescentes: 150 mg de ranitidina. Inyección: 50 mg de ranitidina en 2 ml de solución acuosa (25 mg/ml) ó en 5 ml de solución acuosa (10 mg/ml). Formulaciones orales: Jarabe. Tabletas: Recubiertas y efervescentes. Formulación parenteral: Inyección.

Presentación

Jarabe: Frasco de vidrio ámbar (clase hidrolítica III) con tapa a prueba de niños. Registro INVIMA 2008M-010492 R-2. Tabletas: Las tabletas se encuentran empacadas en tiras de aluminio o envases alveolados (blisters) con doble hoja de aluminio. 150 mg Caja x 20 tabs - Registro INVIMA 2005M-006233-R2. 300 mg Caja x 20 tabs - Registro INVIMA 2008M-008073 R-2. Tabletas efervescentes: Las tabletas se encuentran empacadas en tiras de aluminio o envases alveolados con doble hoja de aluminio. Caja tubo x 10 tabs - Registro INVIMA 2005M-003448 R1. Inyección: Ampollas de vidrio transparente tipo 1. Caja x 5 ampollas - Registro INVIMA 2005M-006234 R-2.

Indicaciones

Formulaciones orales: Úlcera duodenal y úlcera gástrica benigna, incluyendo aquella asociada con agentes antiinflamatorios no esteroides. Prevención de úlceras duodenales asociadas con fármacos antiinflamatorios no esteroides (incluso aspirina), especialmente en los pacientes con antecedentes de úlcera péptica. Úlcera duodenal asociada con infección por Helicobacter pylori. Úlcera postoperatoria. Esofagitis por reflujo. Alivio sintomático en la enfermedad gastroesofágica por reflujo. Síndrome de Zollinger-Ellison. Dispepsia episódica crónica caracterizada por dolor (epigástrico o retroesternal) que se asocia con las comidas o perturbaciones del sueño, mas no con los trastornos citados anteriormente. Profilaxis de la ulceración ocasionada por estrés en pacientes gravemente enfermos. Profilaxis de la hemorragia recurrente ocasionada por úlcera péptica. Profilaxis del síndrome de Mendelson. Inyección: Úlcera duodenal. Úlcera gástrica benigna. Úlcera postoperatoria. Esofagitis por reflujo. Síndrome de Zollinger-Ellison. Profilaxis de la ulceración ocasionada por estrés en pacientes gravemente enfermos. Profilaxis de la hemorragia recurrente ocasionada por úlcera péptica. Profilaxis del síndrome de Mendelson.

Dosificación

Información General: Las tabletas y gránulos efervescentes ZANTAC deben colocarse en medio vaso de agua (con un mínimo de 75 ml), permitiendo que se disuelvan completamente antes de deglutirse. Agite el vaso si es necesario. Para la administración de las dosis de 300 mg, se recomienda un volumen de 150 ml. Las formulaciones ZANTAC en tabletas y gránulos efervescentes contienen aspartame. Poblaciones: Adultos: Formulaciones Orales: Úlcera duodenal y úlcera gástrica benigna: Tratamiento agudo:El régimen de dosificación estándar para el tratamiento de la úlcera duodenal, o úlcera gástrica benigna, consiste en 150 mg, administrados dos veces al día, ó 300 mg administrados por la noche. En la mayoría de los casos, la curación de la úlcera duodenal, o úlcera gástrica benigna, se produce en el transcurso de cuatro semanas. En aquellos pacientes que no se encuentran completamente curados después de transcurrir las cuatro semanas iniciales, de ordinario se logra la curación una vez que transcurren cuatro semanas adicionales. En el tratamiento de la úlcera duodenal, la administración de 300 mg, dos veces al día y durante cuatro semanas, produce como resultado tasas de curación superiores a las observadas con la administración de 150 mg de ZANTAC, dos veces al día, ó 300 mg administrados por la noche, durante cuatro semanas. No se ha establecido que el aumento en la dosificación se asocie con algún incremento en la incidencia de efectos adversos. Tratamiento a largo plazo:Para el tratamiento a largo plazo de la úlcera duodenal o úlcera gástrica benigna, el régimen usual de dosificación consiste en 150 mg administrados por la noche. El tabaquismo se asocia con un aumento en la tasa de recidiva de úlcera duodenal, por lo cual se debe advertir a los pacientes que dejen de fumar. En aquellos pacientes que no sigan esta advertencia, se puede administrar una dosis de 300 mg por la noche, la cual es capaz de proporcionar un beneficio terapéutico adicional superior al régimen de dosificación de 150 mg. Ulceración péptica asociada con AINES: Tratamiento agudo: En aquellos pacientes que padecen úlceras que se presentan después de la terapia con agentes antiinflamatorios no esteroides (AINES), o que se asocian con un uso continuo de fármacos antiinflamatorios no esteroides, es posible que sea necesario administrar un tratamiento con 150 mg, dos veces al día, ó 300 mg por la noche, durante 8 - 12 semanas. Profilaxis: Para la prevención de úlceras duodenales asociadas con fármacos antiinflamatorios no esteroides, es posible administrar concomitantemente 150 mg de ZANTAC, dos veces al día, con la terapia a base de fármacos antiinflamatorios no esteroides. Úlcera duodenal asociada con infección por Helicobacter pylori: Es posible administrar 300 mg de ZANTAC, a la hora de acostarse, ó 150 mg de ZANTAC, dos veces al día, de manera concomitante con 750 mg de amoxicilina oral, administrados tres veces al día, y 500 mg de metronidazol, administrados tres veces al día, durante dos semanas. La terapia con ZANTAC sólo debe continuarse durante dos semanas adicionales. Este régimen de dosificación reduce significativamente la frecuencia de recurrencia de la úlcera duodenal. Úlcera postoperatoria: El régimen estándar de dosificación para tratar la úlcera postoperatoria consiste en 150 mg administrados dos veces al día. En la mayoría de los casos se produce una curación en el transcurso de cuatro semanas. En aquellos pacientes que no se encuentran curados totalmente después de transcurrir las cuatro semanas iniciales, de ordinario se logra la curación una vez que transcurren cuatro semanas adicionales. Enfermedad por reflujo gastroesofágico: Tratamiento agudo: Para tratar la esofagitis por reflujo, se administran 150 mg, dos veces al día, ó 300 mg por la noche, durante un período de hasta 8 semanas o, si es necesario, durante 12 semanas. En aquellos pacientes que padecen esofagitis de grado moderado a severo, la dosis de ZANTAC puede aumentarse a 150 mg administrados cuatro veces al día, durante un periodo de hasta 12 semanas. Tratamiento a largo plazo:Para el tratamiento a largo plazo de la esofagitis por reflujo, la dosis oral recomendada para adultos consiste en 150 mg, administrados dos veces al día. Alivio sintomático:Para el tratamiento de los síntomas asociados con la esofagitis por reflujo ácido, el régimen de dosificación recomendado es de 150 mg, administrados dos veces al día, durante dos semanas. Es posible continuar con este régimen de dosificación durante dos semanas adicionales en aquellos pacientes cuya respuesta inicial no sea adecuada. Síndrome de Zollinger-Ellison: El régimen de dosificación inicial para tratar el síndrome de Zollinger-Ellison es de 150 mg, administrados tres veces al día, pero es posible realizar titulaciones ascendentes en el mismo según sea necesario. Las dosis de hasta 6 g al día han demostrado ser bien toleradas. Dispepsia episódica crónica: Para los pacientes que padecen dispepsia episódica crónica, el régimen estándar de dosificación consiste en 150 mg, administrados dos veces al día, durante un período de hasta seis semanas. Cualquier caso en que no se observe alguna respuesta, o que se presente alguna recurrencia poco tiempo después, debe ser motivo de estudio. Profilaxis del síndrome de Mendelson: Se deben administrar 150 mg 2 horas antes de la inducción de anestesia y, preferentemente, 150 mg la noche anterior. En forma alternativa, también se dispone de la formulación en inyección. En aquellas pacientes obstétricas en trabajo de parto, se deben administrar 150 mg cada 6 horas, pero si se requiere anestesia general, se recomienda administrar adicionalmente un antiácido sin partículas (p. ej., citrato de sodio). Profilaxis de la hemorragia de ulceración por estrés en pacientes gravemente enfermos, o profilaxis de la hemorragia recurrente en pacientes con hemorragias por ulceración péptica:150 mg administrados dos veces al día; una vez que comienza la alimentación oral, este régimen de dosificación puede sustituirse por una inyección. Inyección: La formulación ZANTAC en inyección puede administrarse como: una inyección intravenosa lenta (durante 2 minutos) de 50 mg, diluidos a un volumen de 20 ml, durante 6 a 8 horas. Una infusión intravenosa intermitente, administrada a una velocidad de 25 mg/hora durante 2 horas, repetida a intervalos de 6 a 8 horas. Una inyección intramuscular de 50 mg administrados cada 6 a 8 horas. Profilaxis del síndrome de Mendelson: En la profilaxis del síndrome de Mendelson, se deben administrar 50 mg vía intramuscular, o mediante una inyección intravenosa lenta, de 45 a 60 minutos antes de la inducción de anestesia general. Profilaxis de la hemorragia de ulceración por estrés en pacientes gravemente enfermos, o profilaxis de la hemorragia recurrente en pacientes con hemorragias por ulceración péptica: En la profilaxis de la hemorragia de ulceración por estrés en pacientes gravemente enfermos, o en la profilaxis de la hemorragia recurrente en pacientes con hemorragias por ulceración péptica, es posible continuar con la administración parenteral hasta que se inicie la alimentación oral. Los pacientes que aún se consideran en riesgo, pueden recibir un tratamiento posterior con ZANTAC 150 mg en tabletas, dos veces al día. En la profilaxis de la hemorragia gastrointestinal superior de ulceración por estrés, en pacientes gravemente enfermos, podría ser preferible administrar una dosis preparadora de 50 mg, a través de una inyección intravenosa lenta, seguida por una infusión intravenosa continua de 0.125-0.250 mg/kg/hora. Niños: La dosis oral recomendada para el tratamiento de la úlcera péptica en niños consiste en 2 mg/kg a 4 mg/kg, administrados dos veces al día, hasta un máximo de 300 mg de ZANTAC al día. Aún no se evalúa el uso pediátrico de la formulación ZANTAC en inyección. Insuficiencia renal: En aquellos pacientes que padecen insuficiencia renal severa (depuración de creatinina inferior a 50 ml/min), se producirá una acumulación de ranitidina, lo cual dará lugar a un aumento en las concentraciones plasmáticas. En estos pacientes, se recomienda que la dosis oral diaria de ZANTAC sea de 150 mg, y que la formulación ZANTAC en inyección se administre a dosis de 25 mg.

Contraindicaciones

Los productos ZANTAC se contraindican en aquellos pacientes con hipersensibilidad conocida a cualquiera de los componentes de la preparación.

Reacciones Adversas

Se ha utilizado la siguiente convención para la clasificación de los efectos adversos: Muy común ( >1/10), común ( >1/100, < 1/10), no común ( >1/1000, < 1/100), raro ( >1/10,000, < 1/1000), muy raro ( < 1/10,000). La frecuencia de incidencia de los efectos adversos ha sido estimada a partir de comunicaciones espontáneas de datos posteriores a la comercialización. Trastornos sanguíneos y del sistema linfático: Muy raros: Cambios en el hemograma (leucopenia, trombocitopenia). Estos trastornos suelen ser reversibles. Agranulocitosis o pancitopenia, a veces con hipoplasia o aplasia de la médula ósea. Trastornos del sistema inmunitario: Raros: Reacciones de hipersensibilidad (urticaria, edema angioneurótico, fiebre, broncoespasmo, hipotensión y dolor torácico). Muy raro: Choque anafiláctico. Estos eventos se han comunicado después de la administración de una dosis única. Trastornos psiquiátricos: Muy raros: Confusión mental reversible, depresión y alucinaciones. Estos eventos se han comunicado predominantemente en pacientes gravemente enfermos y en pacientes de edad avanzada. Trastornos del sistema nervioso: Muy raros: Cefalea (en ocasiones severa), mareos y trastornos reversibles de movimientos involuntarios. Trastornos oculares: Muy raro: Visión borrosa reversible. Se han producido comunicaciones de visión borrosa, lo cual es sugestivo de un cambio en la acomodación. Trastornos cardiacos: Muy raros: Al igual que con otros antagonistas del receptor H2, bradicardia, bloqueo A-V y, sólo con la formulación en inyección, asistolia. Trastornos vasculares: Muy raro: Vasculitis. Trastornos gastrointestinales: Muy raros: Pancreatitis aguda, diarrea. Trastornos hepatobiliares: Raro: Cambios en las pruebas de función hepática, transitorios y reversibles. Muy raro: Hepatitis (hepatocelular, hepatocanalicular o mixta), con o sin ictericia, que suele ser reversible. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Raro: Exantema. Muy raros: Eritema multiforme, alopecia. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Muy raros: Síntomas musculoesqueléticos, como artralgia y mialgia. Trastornos renales y urinarios: Muy raro: Nefritis intersticial aguda. Trastornos mamarios y del sistema reproductivo: Muy raros: Impotencia reversible, síntomas mamarios y condiciones mamarias (tales como ginecomastia y galactorrea).

Farmacocinética

Absorción: La biodisponibilidad de la ranitidina oral es consistentemente cercana al 50%. Las concentraciones plasmáticas máximas que de ordinario se encuentran en los límites de 300 a 550 nanogramos/ml, se producen de 2 a 3 horas después de la administración oral de una dosis de 150 mg. Las concentraciones plasmáticas de ranitidina son proporcionales a la dosis oral hasta en 300 mg, incluyendo este valor. Después de una inyección intramuscular, la absorción de la ranitidina es rápida y de ordinario se alcanzan concentraciones plasmáticas máximas dentro de los 15 minutos posteriores a su administración. Metabolismo: La ranitidina no se metaboliza ampliamente. Después de la administración tanto oral como intravenosa, el metabolismo de la ranitidina es similar; aproximadamente un 6% de la dosis se excreta en la orina como óxido-N, un 2% como óxido-S, un 2% como desmetilranitidina y de 1 a 2% como el análogo de ácido furóico. Eliminación: En estudios de equilibrio con 150 mg de 3H-ranitidina, el 93% de una dosis intravenosa se excretó en la orina y el 5% en las heces: del 60 al 70% de una dosis oral se excretó en la orina, mientras que un 26% se excretó en las heces. El análisis de orina excretada a las primeras 24 horas posteriores a la dosificación demostró que el 70% de la dosis intravenosa y el 35% de la dosis oral, se eliminaron en forma inalterada. La eliminación del fármaco se realiza principalmente por secreción tubular. La vida media de eliminación es de 2 a 3 horas. Datos Preclínicos de Seguridad: No hay datos adicionales que se consideren pertinentes.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play